Entradas

Aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética

Como era previsible, el Congreso ha aprobado por mayoría el proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética. La futura ley ha sido apoyada por PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos, Bildu, Teruel Existe y Ezquerra Republicana; el Partido Popular y Más País se han abstenido y Vox ha sido el único partido que ha votado en contra.

La Comisión de Transición Ecológica del Congreso de los Diputados, que tiene  competencia legislativa plena, aprobó el jueves, día 8 de abril, la mencionada ley, con 22 votos a favor, 5 en contra y 10 abstenciones, al dictamen con las enmiendas incorporadas al texto.  Esta ley será la primera norma existente España cuyo objetivo es mitigar el calentamiento global.

 Entre sus objetivos, la futura norma, que cuenta con 36 artículos, parte con dos fechas clave para su desarrollo: la primera, en el año 2030, es cuando España deberá reducir un 23 por 100 las emisiones de efecto invernadero respecto al año 1990 (tres puntos más del texto que el Gobierno envió al Congreso hace ahora casi un año), y la segunda, en el año 2050, cuando España debe alcanzar la neutralidad climática. Paralelamente, también se incluye acabar con la venta de coches contaminantes en el año 2040.

También quedarán prohibidos los sondeos y las prospecciones de combustibles fósiles; se obligará a que todas las ciudades de más de 50.000 habitantes tengan una zona de bajas emisiones en el año 2023; se impulsará la rehabilitación energética de los edificios y el despliegue de las renovables, siempre siendo todo ello compatible con el cuidado del patrimonio natural.

 Queda ahora pendiente su último trámite en el Senado.

 

Fallece don Francisco Marcén, socio fundador de Pastores Grupo Cooperativo

Don Francisco Marcén, Paco Marcén como era conocido por todos nosotros, socio fundador e histórico director general de Pastores Grupo Cooperativo falleció el pasado miércoles a la edad de 65 años tras sufrir una larga enfermedad. Paco,  llevaba dos años retirado de la gestión oficial de la cooperativa, aunque siguió ayudando al sector hasta el final, con su visión y amplia experiencia de cuatro décadas dedicadas al ovino.

Don Francisco Manuel Marcén Bosque nació en Zuera el 16 de marzo de 1956 y tenía 2 hijos. En 1981 fundó Carne Aragón, cooperativa primigenia de lo que hoy es Pastores Grupo Cooperativo, junto a otros 19 ganaderos de ovino.

Durante 36 años (de 1983 a 2019) fue director general de la cooperativa y pieza clave en su crecimiento, destacando su papel en los diferentes procesos de fusión con otras cooperativas y su apuesta por la diferenciación, el Ternasco de Aragón, la exportación, la innovación y el marketing.

El mundo ovino fue la pasión de Paco. Comprometido con la mejora de la rentabilidad y la calidad de vida de los ganaderos de ovino, participó activamente en el desarrollo del sector. También fue presidente del sector ovino de Cooperativas Agroalimentarias de España durante diez años, en los que perteneció al Comité consultivo de ovino y caprino de la Unión Europea.

Así mismo, Paco Marcén lideró la creación de INTEROVIC. En ella fue su presidente desde el año  2015 al año  2019, impulsando el modelo de financiación que ha permitido a todo el sector acometer juntos grandes campañas de promoción del cordero nacional, impensables hace tan solo unos pocos años.

Sin duda, Paco Marcén fue una de estas grandes figuras en el mundo ganadero español en general y en el del ovino en particular cuya huella permanecerá durante muchos años después de su marcha; q.e.p.d

LAS OPAS, enfrentadas al MITECO por la legislación sobre el lobo

Cada día que pasa se pone más de relieve que la iniciativa legislativa en lo que atañe al lobo del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) encuentra más oposición.

En efecto, las organizaciones profesionales agrarias, ASAJA COAG y UPA han puesto de manifiesto su más rotundo rechazo al documento de bases para la elaboración de una estrategia para la conservación y gestión del lobo en España planteado por el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Estas organizaciones exigen su retirada inmediata y la apertura de un proceso de diálogo con todos los actores implicados (organizaciones profesionales agrarias, ONG’s medioambientalistas, expertos y CC.AA afectadas) con el objetivo de negociar un nuevo plan de gestión y control del lobo que recoja un análisis actualizado del número real de manadas y ejemplares que existen en España y las posibles medidas para facilitar la coexistencia del mismo con la ganadería, el control poblacional y las compensaciones frente a los daños que puedan originar los lobos.

Debe tenerse en cuenta que el lobo ibérico es actualmente una especie en clara expansión en España. Su número no ha dejado de crecer en las últimas cuatro décadas y sus poblaciones en el noroeste peninsular son las de mayor densidad de toda Europa occidental. Esta abundancia, unido a la presencia de explotaciones de ganado extensivo en las zonas rurales, está generando un conflicto, que se ve agravado con medidas como las que pretende adoptar el Ministerio. Por tanto, los ganaderos/as, no entendemos que el Canis lupus precise una protección especial, como no lo hace en los países de nuestro entorno donde las medidas de control son más rigurosas.

En este contexto, las OPAS denuncian la nula participación de los colectivos ganaderos, principales afectados por las poblaciones de lobos, en los foros, comités técnicos de seguimiento y consultas para la implementación de medidas que van dirigidas y afectan al sector agrario.

Asimismo, se recogen los principales motivos del rechazo a dicho documento:

  • Rechazan estas bases porque, en sí mismas, son ya una estrategia que sólo persigue la expansión del lobo por la geografía española y su conexión con lobos de Francia e Italia, sin tener en cuenta las consecuencias económicas, sociales y medioambientales para los ganaderos y la población del medio rural.
  • Rechazan que el Ministerio de Transición Ecológica olvide que la ganadería extensiva ha constituido tradicionalmente una actividad esencial para el mantenimiento del medio ambiente y de forma especial en las áreas de montaña. Generadora de empleos y economía, la ganadería extensiva y el mantenimiento de razas autóctonas ha resultado fundamental en la gestión de los recursos y la ordenación del territorio, habiendo contribuido de forma determinante a la conformación del legado natural y la biodiversidad.
  • Rechazan una valoración tan sesgada del conflicto que conlleva la coexistencia con el lobo, criminalizando la actuación del sector ganadero y sin reconocer que la problemática viene dada por la expansión geográfica del lobo y su exponencial incremento poblacional. Esta situación deriva en un incremento del número de ataques en las explotaciones ganaderas, sin que la Administración competente establezca medidas dirigidas a conseguir una rápida compensación y un inmediato control poblacional.

Además, con este documento, el MITECO olvida que los ataques de lobo no sólo provocan importantes perjuicios económicos, sino una desestabilización de las producciones y del programa de producción y de cría, sino también, un importante y grave impacto emocional en el ganadero.  Mientras tanto, se mantiene el proceso de movilizaciones en las CC.AA. más afectadas

 

El teléfono del gran Gila

Con un teléfono en la mano, calzado el casco militar y en medio de una refriega bélica, el inolvidable humorista Gila preguntaba a aquel que quisiera escucharle, ¿es el enemigo? ¡Que si ustedes podrían parar la guerra un momento!  El de Gila es un recuerdo inevitable, cuando pretendo hablar de la guerra comercial que acaba de estallar entre las principales cadenas de distribución.

Según la consultora Kantar Worldpanel que controla, cual Gran Hermano, todos los movimientos y tendencias de consumo de nosotros los consumidores, en el año 2020 se ha materializado una batalla campal, cuchillo en ristre, donde las cadenas se han peleado por un consumidor que se comportaba de una forma totalmente diferente a la época pre-Covid y en función de la cambiante normativa sobre movilidad que ha ido cambiando, obviamente, en sintonía con la situación sanitaria.

Hoy, más allá de la visión general, quisiera fijar la mirada en los cambios y movimientos que durante el año 2020 se han dado en la gran distribución (cadenas de distribución que más allá de cada una de las especificidades de cada cadena, cuentan con diversidad de formatos de establecimientos en su seno) y cuyo reflejo se constata en un cambio dentro del pódium del Top-3 hasta ahora ocupado por Mercadona, Carrefour y Día que, ésta última, se ha visto superada por Lidl.

Mercadona, a pesar de haber perdido un 1,1 por 100 de cuota de mercado en 2020, sigue líder intratable con un 24,5 por 100 de cuota de mercado, es decir, 1 de cada cuatro, y con un 90 por 100 de penetración en los hogares. A gran distancia, el segundo clasificado es Carrefour con un 8,4 por 100 de cuota, tras haber perdido un 0,3 por 100 en 2020 y 65 por 100 de penetración y, en tercer lugar, nos encontramos con la alemana Lidl que con un 6,1 por 100, tras haber incrementado un 0,5 por 100 supera por poco a la hasta ahora tercera, Día que desciende hasta el cuarto puesto con un 5,8 por 100 tras haber perdido un 0,6 por 100. En quinta posición, nada demeritoria, se encuentra Eroski con un 4,8 por 100 que se ha mantenido impertérrita en su porcentaje.

Cabe destacar que entre las cinco primeras cadenas copan el 50 por 100 de la cuota de mercado del estado español lo que nos muestra, bien a las claras, el verdadero poder de estas firmas y al mismo tiempo, la inquietante concentración que se da dentro de la distribución si es que tenemos en cuenta que es la distribución uno de los eslabones, si no el más importante, de eso que venimos en llamar cadena alimentaria y que por lo tanto, debemos ser conscientes que cinco empresas compran, cuando menos, el 50 por 100 de los alimentos que consumimos.

Me gustaría, por otra parte, destacar el importante papel que juegan las empresas que conforman lo que las consultoras denominan supermercados regionales entre las que, además de Eroski (firma que desde Euskadi saltó al conjunto del Estado para, poco a poco, ir replegándose a su hábito natural), la valenciana Consum con un 2,8 por 100 de cuota y por otra serie de firmas, menores pero destacables, como la vasca Uvesco, la granadina Covirán, Bon Preu, Gadisa, Alimerka, etc. que van ganando cuota de mercado, estas cadenas menores han incrementado en un 2,1 por 100 su cuota de mercado, combinando eficacia, calidad y proximidad, tanto en lo físico como en lo que a identidad se refiere.

El sector del gran consumo subió en el año 2020 un 12,7 por 100, principalmente porque todo el consumo alimentario de fuera del hogar (hostelería, centros de trabajo, colectividades, etc.) se trasladó al consumo alimentario en el hogar, por otra parte, las restricciones a la movilidad y el miedo al contagio en los grandes centros comerciales, conllevó una reducción en el número de visitas a la tienda (-2,7 por 100) y unos tickets de mayor importe (+14,1 por 100) por lo que, como comprenderá, cada visita a la tienda era un verdadero reto para el comercio que debía aprovechar cada visita como si fuese la última y lograr del cliente el mayor gasto posible.

Cara al año 2021, si bien los primeros movimientos se dieron a finales del 2020, no es que suenen tambores de guerra si no que es constatable como las cadenas alemanas, Lidl y Aldi, han desenterrado el hacha de guerra para ganar cuota de mercado con una bajada importante en numerosas referencias y éste movimiento de las alemanas tensiona enormemente el mundo de la distribución donde las cadenas medianas como Carrefour y Día responden con fuertes promociones de 3×2, segunda unidad a mitad de precio o incluso gratis, etc. y el líder, desde la distancia, desde la altura diría yo, mira los movimientos con relativa preocupación, inicia unos pequeños movimientos y se prepara, al parecer, para hacer una serie de movimientos en los lineales que le permitan seguir siendo el líder indiscutible del mercado estatal.

Los movimientos en los lineales, eufemismo al que recurro para referirme a la bajada de precios se materializan, básicamente, apretando a los proveedores, sean del tipo que sean, y como comprenderá, cuando la distribución aprieta a la industria proveedora, esto no acaba en un apretón del cinturón del gerente de marras si no que, se traslada, directa e irrevocablemente, a los proveedores de dichas industrias que, en el caso de las industrias alimentarias, son los agricultores, bien a modo individual bien cooperativo.

Decía, un responsable de Kantar que sería un error, tal y como lo fue en la crisis del 2008, que la distribución fiase su estrategia sólo a precio pues se destruyó el valor añadido generado para sí y fue un auténtico desastre para la industria. En estos momentos de tambores de guerra o de prolegómenos de ésta, quisiera que las cadenas de distribución pensasen y actuasen como eslabones de esta cadena a la que dicen pertenecer y reflexionasen sobre las terribles consecuencias de esta guerra más allá de las puertas de sus establecimientos, aguas abajo, y más concretamente, a los agricultores y ganaderos que están, lamentablemente, exhaustos.

Finalizo, recurriendo nuevamente a Gila, imaginando a un agricultor, teléfono en mano, gritando aquello de, ¿es el enemigo? ¡Que si ustedes podrían parar la guerra un momento!

Xabier Iraola Agirrezabala

Editor en Kanpolibrean
Blog sobre la granja y el mundo alimentario

Nuevas coordenadas en el mundo pecuario

Como se lo intentaba explicar el viernes pasado a unos potenciales altos directivos, que cursan conmigo, en el seno de un MBA, una parte de la disciplina de “la inteligencia emocional y la alta dirección”, no es fácil comprender primero y asumir después, que las principales coordenadas definitorias del presente “mundo pecuario” pero, sobre todo, de su futuro a corto plazo del mismo, están cambiando de una manera altamente significativa y rápida.

Es cierto que las mencionadas coordenadas proceden, en gran medida, hablando siempre en términos generales, de los condicionantes sociales de naturaleza eminentemente emocional (especialmente en el I Mundo y, en él, en la Unión Europea, aunque ya empiezan a florecer las mismas también en otras regiones del Mundo).

Ellas imponen finalmente a la producción pecuaria, vía exigencias de la demanda de las sociedades implicadas, unos nuevos sistemas productivos y unas técnicas aplicativas ad hoc.

Y es en este complejo marco donde la inteligencia emocional adquiere un protagonismo destacado y creciente. La misma debe ser entendida aquí como la capacidad de procesamiento de los mencionados condicionantes, generadores de una información emocional, que nos da la oportunidad de adaptar nuestras conductas, actuaciones, y procesos mentales, a unas nuevas y determinadas situaciones contextuales.

Si quisiera abordar estos condicionantes desde el último eslabón de la cadena, el consumidor (comprador o cliente), podría empezar, por ejemplo, considerando los posicionamientos emocionales, respecto de los productos de naturaleza pecuaria, de los veganos, de los vegetarianos, más o menos estrictos y/o de los defensores del flexitarianismo.

No obstante, hoy, no voy por este camino. Hoy, quiero tratar someramente, el condicionante generado por la significativa irrupción, en el eslabón de la distribución, de la basada en la compra on – line de alimentos. La misma, de la mano del miedo generado por la COVID – 19,  está llevando este tipo de compra en España a acercarse al 4 por 100 del total. Esta realidad ha propiciado la irrupción, por ejemplo, de la empresa Amazon Fresh, que constituye una nueva apuesta de Amazon.

Se trata de una coordenada basada en la distribución de alimentos frescos y congelados, en el mismo día donde surgió la demanda, en unas franjas de dos horas. Se trata de un servicio, para los denominados “Clientes Premium”, fundamentado en las profundidad, calidad y diferenciación de la gama (aspectos claves), en la entrega rápida a domicilio, en unos precios realmente muy competitivos y en  un transporte gratuito (y no hay que olvidar aquí que Amazon cuenta ya con una red logística muy amplia, altamente eficiente, y fiable y, desde luego, rápida).

Bajo estas premisas auguro al desarrollo de este tipo de compra, por una parte, un relevante protagonismo en un futuro a corto – medio plazo y, por otra, consecuentemente, una significativa influencia en muchos los eslabones de la cadena, incluido el de la propia producción ganadera.

En efecto, esta nueva coordenada ofrece, en principio, un canal de venta alternativo a los productores (especialmente a los de tamaño pequeño y medio), hasta ahora muy dependientes de los estrechos márgenes que les permite el canal de la gran distribución, generando, paralelamente, una mayor consideración real del coste de las producciones y, por ende, del precio de adquisición de las mismas, rompiendo, además, el  oligopolio de los grandes operadores de la distribución minorista alimentaria.

Consecuentemente, todo ello puede significar, en una primera instancia, la eliminación de los márgenes de la gran distribución lo que puede conllevar automáticamente la posibilidad de ofrecer mejores márgenes al primer eslabón de la cadena, sin menoscabo de la competitividad en los precios. Paralelamente puede ofrecer oportunidades a otros eslabones de la cadena y también una mayor visibilidad, en el ámbito de la mercadotécnica y del mercadeo, para todos los actores implicados.

En definitiva, entiendo que lo expuesto puede servir de paradigma a la hora de considerar, como reza el título de mi nota, las nuevas coordenadas en el ámbito del “mundo pecuario” de este primer cuarto del presente siglo XXI.

Carlos Buxadé Carbó.

Catedrático de Producción Animal.
Profesor Emérito.
Universidad Politécnica de Madrid
Universidad Alfonso X el Sabio

Contra la futura consideración del lobo como especie no cinegética

Está sucediendo exactamente lo que era previsible que pasara. En una cumbre online conjunta, las principales organizaciones agrarias (Asaja, COAG y UPA), y los consejeros de agricultura, ganadería y medio ambiente de diez comunidades autónomas (Asturias, Castilla León, Cantabria, Galicia, Aragón, Andalucía, Comunidad de Madrid, Murcia, País Vasco y ciudad autónoma de Ceuta), han impulsado una iniciativa para reclamar al ministerio de Transición  Ecológica que retire el procedimiento de aprobación de la orden por la que se pretende incluir al lobo en el listado de especies no cinegéticas.

En este contexto, los gobiernos autonómicos y organizaciones agrarias citadas piden a la ministra, doña Teresa Ribera, la apertura de un proceso de diálogo y consenso con todos los actores implicados, con el objetivo de negociar un plan global de gestión del lobo ibérico que garantice su preservación y el futuro de la ganadería extensiva.

UPA, COAG y Asaja han calificado como «muy positivo» el encuentro, al tiempo que han señalado «la importancia de la unidad del sector y las administraciones regionales» para defender la «imprescindible labor de la ganadería extensiva para el desarrollo económico y social del medio rural, la gestión del territorio y el mantenimiento de la biodiversidad».

Y es que, como recuerdan las propias organizaciones, la inclusión del lobo en el listado de protección especial supone, en la práctica, dejar de gestionar y controlar al lobo al norte del Duero. No hay que olvidar, dicen, que es «un depredador que causa pérdidas constatadas de más de 6 millones de euros al año a los ganaderos en España y devora más de 10.500 cabezas de ganado, fundamentalmente en Asturias, Galicia, Cantabria, Castilla y León y Madrid».

Se calcula que en España hay unos 3.000 lobos, una cifra muy superior a de ostros Estados de la Unión y de Europa como Francia, Alemania, Suiza, Noruega o Suecia. Unas cifras que en todo caso son estimaciones, pues el censo está pendiente de actualizar desde el año 2012. A pesar de ello, como es sabido, el Gobierno pretende incrementar aún más esa cifra, lo que aumentaría, sin ninguna duda, la presión sobre los ganaderos hasta llegar a hacerla insostenible.

El desperdicio de comida en Europa

De a acuerdo con lo publicado por la Comisión Europea, cada año se desperdician en Europa 88 millones de toneladas de comida y cerca del 10 por 100 de todo ese desperdicio está relacionado con el etiquetado de fecha de los alimentos.

 Por esta razón, desde la organización Too Good To Go, la app que lucha contra el desperdicio de alimentos, se insiste en que aún existe mucha confusión sobre las fechas entre los consumidores y esto está ocasionando que se desperdicie mucha comida que aún podría estar en buen estado y, por ello, consumirse.

 Según un estudio de la OCU,  se debe, en gran parte,  a que alrededor del 40 por 100 de los consumidores no terminan de tener clara la diferencia entre las fechas de consumo preferente y de caducidad.

 Desde la compañía se recuerda que la fecha de caducidad indica que pasado ese límite temporal el producto deja de ser seguro para la salud no debe consumirse. 

 En cambio, la fecha de consumo preferente señala que, una vez pasada, el producto puede perder algunas de sus propiedades, pero si tiene buen aspecto, huele bien y sabe biense puede consumir sin que entrañe riesgos.  En este sentido, Too Good To Go señala que la fecha de consumo preferente está presente en una gran variedad de productos refrigerados, congelados, pastas, arroces, así como también en conservas, aceites, entre otros alimentos. Muchos de estos productos sin abrir pueden consumirse unos días o semanas después de haber superado su fecha e incluso pasado unos meses o hasta un año.

 Así la Agencia Catalana de Seguridad Alimentaria señala que los yogures o el pan de molde podrían consumirse hasta 15 días después de superar su fecha de consumo preferente. En el caso de las galletas, los zumos, los cereales o salsas hasta tres meses después. Mientras que el café, las legumbres, la harina, la pasta, el arroz y muchas conservas que también tienen fecha de consumo preferente serían aptas hasta un año más tarde. Poner freno al desperdicio de alimentos se ha convertido en uno de los grandes retos para los próximos años desde que la ONU incluyó el objetivo de reducirlo a la mitad para 2030 en sus Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 La Comisión Europea destacó en la presentación de su estrategia “Farm to fork su compromiso en la lucha contra el desperdicio de alimentos en el ámbito de la Unión Europea, prestando especial atención a la problemática de las fechas como uno de los puntos clave sobre los que actuar a nivel legislativo. En ella se plantean cambios en las normativas sobre el etiquetado y la información que se da en ellas para hacerlo más simple al consumidor, todo ello para evitar que se siga desperdiciando más comida y construir un sistema alimentario sostenible.

El Gobierno y la utilización de animales para fines docentes y de investigación

El Consejo de Ministros aprobó el martes, 23 de febrero, un Real Decreto, a propuesta de los Ministerios de Agricultura, de Sanidad y de Ciencia e Innovación, por el que se incorporan al ordenamiento jurídico nacional las modificaciones de la normativa comunitaria introducidas por el Reglamento (UE) 2019/1010 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de junio de 2019, relativo a la adaptación de las obligaciones de información en el ámbito de la legislación relativa al medio ambiente.

Por esta razón, se realiza una modificación del Real Decreto 53/2013, de 1 de febrero, por el que se establecen las normas básicas aplicables para la protección de los animales utilizados en experimentación y otros fines científicos, incluyendo la docencia.

El objetivo de esta modificación es incrementar la transparencia de los proyectos de investigación que se llevan a cabo con estos fines y para ello se introduce la obligación de publicar en un plazo inferior a seis meses desde la autorización del proyecto, utilizando el modelo único de resumen no técnico aprobado para toda la Unión Europea. Este modelo, en adelante, será presentado por las autoridades competentes por medios electrónicos a la Comisión Europea para su publicación en una base de datos que esta establecerá y mantendrá.

Para utilizar animales con fines científicos es necesario contar con un proyecto autorizado por la autoridad competente, previa evaluación por parte de una entidad habilitada para ello.

Además, se debe elaborar un resumen de cada proyecto (llamado “resumen no técnico”) en un lenguaje sin tecnicismos. Este resumen indicará las características del proyecto incluyendo su finalidad, animales implicados y las condiciones de su uso, así como las medidas para minimizar su sufrimiento.

Una vez ejecutado y dependiendo de sus características, puede ser necesario hacer una nueva evaluación del proyecto (“evaluación retrospectiva”), para comprobar si se han alcanzado los objetivos planteados y valorar la forma de mejorar las estrategias alternativas al uso de animales. A la luz de esta evaluación se deberá actualizar el resumen no técnico.

Por otra parte, en el nuevo real decreto se aclaran los elementos de los proyectos que deben evaluar las entidades habilitadas para ello y se amplían los aspectos que deben ser examinados.

La conclusión del presidente

La sección de política del periódico viene cargada de noticiones pero me llama la atención la destitución fulminante de todo el consejo de ministros por parte del presidente. Según informó en la rueda de prensa posterior, fue en consejo de ministros donde adoptó la decisión de destituirlos a todos, como se dice vulgarmente, fulminados de raíz. El presidente ha dado todo tipo de detalles sobre los motivos de tan tremenda decisión y así, uno a uno, ha ido desgranando el detonante.

El presidente ha fulminado a la ministra de administraciones públicas que mediante orden ministerial, acto administrativo con el que evitó el refrendo del Consejo de Ministros, ha decidido el traslado de todas las sedes ministeriales, entidades gubernamentales, institutos oficiales y demás instituciones del gobierno central a municipios menores de 3.000 habitantes de cualquiera de las provincias. La orden prevé el traslado, forzoso y obligatorio, de dichos centros de poder y lugares de trabajo con el objetivo de recolonizar las provincias y comarcas que conforman lo que venimos llamando la España vacía, vaciada, ignorada,  ninguneada y maltratada. El presidente ha dado cuenta del malestar generado por dicha medida y los miles de mensajes de protesta recibidos en nombre de las familias afectadas.

En segundo lugar, el presidente ha destituido al ministro de Energía quien, al parecer, en un arrebato,  publicó la consiguiente Orden que promueve el cierre de todas las centrales nucleares y de la mitad de las centrales hidroeléctricas del país para que dicha energía sea sustituida por biomasa producida con materia prima procedente de los bosques peninsulares. El previsible incremento del precio de la electricidad y lo costoso del impulso de la biomasa ha generado numerosas protestas de las asociaciones de consumidores, además de más de una llamada de las poderosas empresas energéticas del IBEX.

No menos importante ha sido el jaleo creado por la ministra de Economía, lógicamente también destituida, quien en un alarde de poderío ha impuesto que todas las compraventas de alimentos y productos alimentarios deben garantizar, de abajo a arriba, que todos los eslabones de la cadena alimentaria fijarán su precio de venta una vez hayan garantizado que se cubren todos los costes de producción y, además, se fije un 10% de beneficio a modo de, lo que en la jerga económica,  se conoce como “beneficio empresarial”.

El ministro de agricultura y alimentación, también fulminado, ha impuesto que para alcanzar un grado suficiente de soberanía alimentaria hay que promover el autoabastecimiento de cada una de las familias españolas y por ello ha decretado que cada familia deberá contar en su proximidad una huerta de 50 metros cuadrados de donde abastecerse de hortalizas y verduras producidas bajo criterio ecológico en los que deberán contar con un pequeño gallinero para proveerse de huevos  y además, que cada barrio o manzana, en función de su dimensión, deberá contar con una cabaña vacuna con la que abastecerse de leche y carne.

Ahora bien, parda es la que ha liado la igualmente destituida Ministra de Vivienda y Ordenación Territorial que con el objetivo de promover un urbanismo más amigable, acorde a un modo de vida más saludable y además, recuperar todos los suelos de alto valor naturalístico, medioambiental y agrario artificializado en las últimas décadas, ha decretado que todas aquellas viviendas y urbanizaciones construidas desde el año 1970 deberán ser derrumbadas y en su sustitución deberá impulsarse un urbanismo compatible con las estrictas normativas medioambientales de la Red Natura 2.000. La indignación de los representantes municipales ha sido de tal calibre que el presidente de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) ha enviado un duro escrito al presidente haciéndole llegar su total oposición a dicho decreto.

El ministro de educación, fulminado al instante, ha impulsado una Orden de reorganización de los centros escolares en todo el territorio, disminuyendo el número de centros y sacándolos a las periferias de las ciudades y aprovechando el viaje, ha decretado igualmente que todas las actividades extraescolares, tanto educativas como deportivas, deberán impartirse obligatoriamente en las inmediaciones de los centros escolares. Las federaciones de padres y madres echan humo puesto que dichas medidas de alejamiento provocan que los niños estén, prácticamente, todo el día fuera de casa y de su entorno municipal más próximo.

La ministra de Sanidad, igualmente destituida, con el objetivo de recortar gastos teniendo el agujero presupuestario ocasionado por la Covid, ha determinado que los centros ambulatorios de los municipios reduzcan a 3 días su apertura y que en las capitales de provincia sólo habrá una oficina de farmacia cada 100.000 habitantes. Todo ello, siempre, en aras a racionalizar el servicio y el gasto público.

Finalmente, la Ministra de Transición Ecológica, fulminada, eso sí, de forma sostenible ha levantado las iras de los habitantes de las ciudades mayores de 50.000 habitantes que tras la publicación de la pertinente Orden se verán obligados a compartir los jardines y plazas públicas con todas las especies de fauna salvaje que la Unión Europea dice proteger y así, los ciudadanos deberán convivir en alegría y cordialmente en sus paseos por los jardines y en las zonas de juegos delas plazas públicas con jabalís, corzos y lobos. Eso sí, la orden contempla una serie de indemnizaciones y subvenciones que facilitarán la convivencia.

Sigo leyendo las declaraciones del presidente quien, a las preguntas de los medios de comunicación allí presentes, reconoce su sorpresa ante la actuación de los diferentes ministros y afirma que la única conclusión razonable parece ser el origen de los ministros.  Según expone el presidente, el informe final de la Comisión de Investigación creada especialmente para analizar tal comportamiento del colectivo de ministros concluye que la inexplicable actuación de los ministros viene determinada por su origen. Todos los ministros eran de pueblo.

Voy por el último párrafo de la noticia cuando escucho, ¡riiiiiiiiiiiiiiiiiing! ¡riiiiiiiiiiiiiiiing! ¡riiiiiiiiiing!, me levanto y una vez despierto, le digo a mi mujer que esta noche he tenido un sueño rarísimo, ¿una pesadilla? me pregunta y yo le respondo, para nada, pero creo que es un sueño que  me da claves para entender lo que les ocurre a agricultores y población rural en general.

Xabier Iraola Agirrezabala

Editor en Kanpolibrean
Blog sobre la granja y el mundo alimentario

 

Nutriscore o el semáforo de la polémica

En el primer cuatrimestre del presente año 2021, está previsto implementar en España el modelo de etiquetado NUTRISCORE, que ya es utilizado, por ejemplo, en Francia.

Se trata de un muy visible etiquetado frontal que pretende poner de manifiesto el perfil nutricional global de una serie de productos. Para ello hace uso de un gráfico (como se especifica, a modo de semáforo) recurriendo a cinco colores (del verde oscuro al rojo) y a cinco letras mayúsculas (A, B, C, D y E):

No obstante, este sistema no está exento de críticas, algunas de las cuales deseo poner de manifiesto en los párrafos que siguen, porque me parecen importantes para los consumidores.

La primera crítica al sistema NUTRISCORE se fundamenta en que, en principio, este sistema de etiquetado implica inicial y exclusivamente a los productos procesados y envasados.

Por esta razón, tal y como ya ha denunciado la OCU, quedarían fuera del mismo toda una serie de importantes productos, desde la perspectiva del consumo y del consumidor, tales como, por ejemplo, los productos frescos (carnes, pescados, frutas verduras, etc.), los productos con un solo ingrediente y que no estén procesados (miel o aceite de oliva virgen, no procesado, etc.), bebidas alcohólicas, alimentos que se venden en envases pequeños, menos de 25 cm2  (barritas de cereales, chocolatinas, etc.), los platos preparados, etc.

La segunda crítica al sistema NUTRISCORE nace del algoritmo de cálculo en que se fundamenta. El mismo se basa en el cálculo de la cantidad de energía de ciertos nutrientes por 100 gramos o por 100 mililitros, amén del porcentaje de presencia de ciertos alimentos; pero no se tiene en cuenta, como ya ha puesto también de manifiesto la Federación Española de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD), un binomio muy importante: la cantidad y la frecuencia con que un producto así etiquetado es consumido.

Una tercera crítica al sistema se fundamenta en que el mismo realmente no valora la cantidad de nutrientes en su conjunto (que es un aspecto absolutamente fundamental), sino sólo de ciertos ingredientes y por separado.

Una cuarta crítica nace del hecho de que NUTRISCORE no  mide las necesidades concretas de determinados grupos de población con carencias nutricionales.

Una quinta crítica está en la  ambigüedad de este etiquetado frontal unida, en ocasiones, a su imprecisión y/o inadecuación real. Así, por ejemplo, es el caso  de las patatas pre – fritas, peladas, cortadas y congeladas que vienen en bolsa listas para freír, que tienen una excelente clasificación A, pero no se ha tenido en cuenta aquí que deben ser fritas para poder ser consumidas, con lo cual perderían esa buena valoración. Por otra parte está el caso de  los yogures con sabor a fruta y azucarados, que están clasificados con la letra B, al igual que algunos cereales azucarados para los desayunos infantiles o los anacardos ponderados con la letra C igual que los frutos secos fritos.

Por otra parte, el sistema, cuya visibilidad por parte del consumidor, como ya se ha indicado, está fuera de toda duda, tampoco considera el grado ni la naturaleza del procesamiento de los alimentos, ni tampoco la procedencia y la calidad de la proteína de los mismos.

Paralelamente, y este es un tema clave para los alimentos de origen animal, aunque no exclusivamente, no hace diferenciación alguna en lo que se refiere a la calidad y a la cantidad de la grasa que lleva un alimento (hablamos de ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados) y tampoco tiene en cuenta el importante papel que juegan los compuestos bioactivos (con una gran trascendencia fisiológica)  ni valora ni cuantifica la presencia de vitaminas y de minerales.

En definitiva y aquí es a donde quería llegar y la razón de esta nota; este sistema de etiquetado “semáforo” puede llevar al “consumidor tipo” a cometer una serie de importantes errores si fundamenta únicamente en el sistema de clasificación NUTRISCORE la elección de los alimentos a consumir.

Lo que sí es cierto, al menos en mi opinión, es que este sistema de etiquetado puede ser una primera referencia útil, pero no definitiva ni mucho menos, a la hora de realizar el llenado de la bolsa de la compra.

Una vez más, “no hay que confundir la gimnasia con la magnesia”.

Carlos Buxadé Carbó.

Catedrático de Producción Animal.
Profesor Emérito.
Universidad Politécnica de Madrid
Universidad Alfonso X el Sabio