Entradas

El visón americano y la covid-19

Antes de entrar en la temática elegida y antes de que se me siga criticando por escribir y hablar siempre de la COVID 19 deseo aclarar que la Real Academia Española (RAE) considera que el artículo «más adecuado» para nombrar al acrónimo «COVID-19» es el femenino «si se sobrentiende el sustantivo tácito «enfermedad»» (“COVID-19″ es el acrónimo del inglés «COronaVIrus Disease» que da nombre a la enfermedad causada por este virus. Por esta razón, «lo más adecuado es su uso en femenino»: la COVID-19); aclarado queda.

Entrando en materia: aunque es cierto que hay una serie de animales como, por ejemplo, los gatos y los perros que han manifestado una cierta propensión a sufrir esta enfermedad (en principio, siempre contaminados por los humanos) están siendo, con mucha diferencia, los visones americanos, criados de forma intensiva en granjas, los que, para su desgracia, se están viendo afectados, con igual o incluso con mayor intensidad que los humanos por el SARS – CoV -2.

Ha quedado bien demostrado que, en este último caso, el circuito que se inicia cuando los seres humanos contagian con el SARS – CoV -2 a los mencionados mustélidos el problema que se genera es muy grave (evidentemente, aquí está el primer error logístico, la falta de control sanitario, real  y permanente, de las personas que laboran en estas granjas). Una vez infectados, los visones americanos son capaces de extenderlo con suma facilidad y rapidez por toda la granja y, de la misma manera,  continuando el circuito mencionado, pasar el virus desde el visón americano a las personas.

Obviamente, sin una adecuada e, insisto, permanente estrategia de control de las personas implicadas y de la base animal, el riesgo es muy alto. Por esta razón, y aplicando aquel viejo adagio de que “muerto el perro, muerta la rabia”, en los Países Bajos ya han procedido a sacrificar cerca de un millón visones (fue en este Estado de la Unión dónde se produjo el primer contagio).

Como ya se comentó en su momento, en la Ágora Tribuna de nuestro Boletín, en España, por desgracia,  también se detectó un contagio masivo por la Covid-19 en una granja de visiones en Puebla de Valverde (Teruel). En ella se llegó a que casi el 90 por 100 de los cerca de 100.000 animales presentes estuvieran infectados. La citada situación abocó a que no hubiera más remedio que sacrificar, incruentamente, a toda la base animal con ayuda del monóxido de carbono.

En España hay cerca de 40 granjas de visones, que, en estos momentos, están siendo controladas, porque pueden dar lugar, si no se actúa en ellas de la forma adecuada, al mismo problema que tuvo la granja de la provincia de Teruel.

Cierto es, que “llueve sobre mojado” porque el visón americano, al igual como sucede, por ejemplo, con el cangrejo americano, tiene, desde una perspectiva medioambiental, una bien ganada mala fama. Es una especie manifiestamente invasora y, además, se trata de un gran depredador. Su presencia en libertad está afectando muy negativamente a  muchas especies amenazadas como aves, anfibios, reptiles y pequeños mamíferos. Incluso  está generando la extinción del visón europeo, que es incapaz de sobrevivir la agresiva voracidad del visón  americano.

La suma de ambas realidades está dando lugar en España a que ecologistas y conservacionistas, con la WWF a la cabeza, confundiendo, una vez más,  la gimnasia con la magnesia, promocionen con fuerza la campaña “Cierre de las granjas de visones YA”, exigiendo, de acuerdo con su filosofía de vida referida a la producción animal, el fin inmediato y definitivo de todas las granjas de visones existentes en España.

Nada nuevo bajo nuestro sol; como replicó el Rey Alfonso VI a don Rodrigo Díaz de Vivar: “«Cosas tenedes, Cid, que farán fablar las piedras» (El Cantar del Mío Cid).

Carlos Buxadé Carbó.
Catedrático de Producción Animal.
Profesor Emérito.
Universidad Politécnica de Madrid
Universidad Alfonso X el Sabio

Un futuro cada vez más cercano: la leche sintética

 

Desde el año 2014, dos científicos, los señores Pandya y Gandh, lideran un proyecto científico de enjundia cuyo objetivo inicial, que ya está muy cerca de ser realidad, es el de generar leche sintética, es decir, “leche sin vacas”.

En el año 2015 ambos científicos crearon su empresa a la que llamaron Perfect Day, que rápidamente obtuvo la financiación necesaria. A pesar de que inicialmente se esperaba que el producto final se lanzara al mercado a finales del año 2017, los mencionados científicos decidieron ampliar sus objetivos procediendo a facilitar a los fabricantes las proteínas de la leche con las que hubiera la posibilidad de generar más productos que la simple leche (barritas, yogures, leches de iniciación…). 

Para la producción de la mencionada leche sintética sin vacas se utilizan levaduras genéticamente modificadas por vía de la biotecnología. Éstas son mezcladas con otros elementos (como, por ejemplo, proteínas, vitaminas y otros nutrientes). El resultado de este proceso es, en primera instancia, la obtención de las proteínas de la leche y finalmente la propia  leche sintética. 

Debe quedar claro que no es una bebida vegetal porque esta leche sintética tiene la base láctea gracias a las levaduras utilizadas y a las caseínas que forman parte del proceso de producción.

Aporte nutricional

Cabe suponer que esta leche sintética puede que inicialmente no dé el mismo aporte nutricional que la leche generada por las vacas, pero éste es un tema que aún está por dilucidar. Pero, por otra parte, se considera que existen inicial y comparativamente cuatro beneficios de esta leche sintética respecto a la leche tradicional que es la generada directamente por las vacas.

El primer beneficio es que este producto sintético, al igual como sucede, por ejemplo, con la carne sintética, es totalmente apto para las dietas dirigidas a los veganos o a los vegetarianos estrictos. En efecto, leche sintética (o los productos elaborados a partir de esta caseína obtenida de las levaduras modificadas) es perfectamente admisible en las rutinas alimenticias veganas o vegetarianas estrictas.

El segundo beneficio se fundamenta en que la producción de leche sintética no tiene ningún impacto negativo directo sobre el medio ambiente y, paralelamente, ayuda a reducir la huella de carbono que generan las vacas lecheras. Además, al no precisar de vacas a lo largo de todo el proceso de producción, se consigue un producto no solo sostenible sino también ajeno a cualquier cuestión relacionada con una inadecuada gestión de la base animal (no cabe minusvalorar aquí el hecho de que cada vez existe, especialmente en las sociedades del I mundo, una conciencia más crítica acerca del modelo de vida de los animales de renta en las granjas; este tipo de alternativas son siempre bien recibidas por un porcentaje mayoritario de las mencionadas sociedades).

El tercer beneficio es que estas leches sintéticas elaboradas industrialmente se pueden “diseñar según demanda” añadiendo y quitando elementos; así, por ejemplo, se puede eliminar la lactosa para evitar intolerancias o reforzar al productos con determinados nutrientes tales como ciertas vitaminas que pueden contribuir a generar un producto final con elevados valores nutricionales.

El cuarto beneficio puede estar en la durabilidad del producto. En principio, la leche sintética se espera tenga una fecha de caducidad, sin perder características, más lejana que la leche tradicional, además de que probablemente tendrá muchas menos posibilidades de estropearse durante su transporte o durante su almacenamiento.

Otra cuestión es la de cómo acogerá el consumidor a esta leche sintética y a los productos lácteos sintéticos; para poder comprobarlo y llegar a unas primeras conclusiones, aún habrá que esperar unos meses.

La opinión de don César Lumbreras

 

Por su interés nos permitimos publicar en nuestra Ágora Tribuna el “pregón de don César Lumbreras” que ha visto la luz en el Boletín de Noticias de Agropopular.

Dice así: «Concentrados como hemos estado en el dinero de la PAC durante el periodo 2021-27, que se reducirá para España en aproximadamente 5.000 millones de euros, hemos prestado poca atención al Fondo de Recuperación, que está dotado con 750.000 millones de euros. Lo primero a tener en cuenta es que, de forma directa, el sector agrario y el mundo rural de la UE tan solo recibirán 7.500 millones de euros, un triste 1 por ciento de la cantidad total, que se destinarán a la política de desarrollo rural. Sin embargo, de forma indirecta se podrá arañar algo más de ese pastel, del que España aspira a sacar 140.000 millones de euros, si andamos listos, eso sí. Y en ese “andamos” incluyo al Gobierno Central, a las Comunidades Autónomas, al propio sector agrario y al mundo rural.

El citado Fondo de Recuperación tiene tres ejes básicos: el sanitario, el digital y el verde. De entrada, hay dinero para lograr un mayor grado de autoabastecimiento en productos que necesita la cadena sanitaria europea, incluida la española, que ha hecho aguas por todos los lados durante los últimos meses. La digitalización de la economía europea, incluidos el sector agroalimentario y el mundo rural, es otro de los objetivos del citado Fondo. Ambos van más retrasados que el resto debido fundamentalmente a que la cobertura de Internet, o no existe todavía en bastantes puntos de nuestra geografía, o es de mala calidad. Lo hemos podido comprobar en primera persona cuando hemos intentado emitir AGROPOPULAR desde algunos lugares de nuestra geografía y, o bien ha sido imposible, o, en el mejor de los casos, si nos hemos atrevido a realizar la emisión, esta se ha cortado en varias ocasiones. Es el momento, por lo tanto, de dar el salto a la digitalización del sector agrario y del mundo rural. Esta semana se han presentado dos planes en esta línea por parte del Gobierno y de Telefónica. Ya veremos en lo que quedan.

Finalmente, con el Fondo de Recuperación se pretende financiar la transición a una economía más verde, más respetuosa con el medio ambiente y que luche más y mejor contra el cambio climático. El sector agrario y el mundo rural también juegan un papel importante para cumplir este objetivo. Pero se tienen que mover deprisa, deprisa, para que el Gobierno los tenga en cuenta cuando diseñe el Plan Nacional que debe presentar en Bruselas, y que la Comisión Europea debe aprobar para que lleguen aquí esos 140.000 millones de euros. ¿Dónde está el problema entonces? Pues, en primer lugar, en que todo lo anterior se debe hacer en el plazo de unos pocos meses y ya sabemos que las Administraciones no son ágiles precisamente y menos las españolas. Y, en segundo lugar, en que Pedro Sánchez dijo en la Conferencia de Presidentes que el reparto lo va a hacer él, que para eso es el presidente del Gobierno. Y a saber los criterios que sigue. Visto lo visto y oído lo oído, ahora lo que toca es que el sector agroalimentario y el mundo rural aprieten a Pedro Sánchez.

Alemania y el control de su industria cárnica

 

Alemania sigue dando ejemplo. Después de las últimos problema surgidos en su industria cárnica el ministros alemán de trabajo y asuntos sociales, el señor Hubertus Heil ha anunciado la creación una normativa diseñada para crear unas condiciones de trabajo ordenadas y seguras en la industria cárnica.

Así, la nueva “Ley del Control de la Seguridad y de la  Salud Ocupacional” establece una serie de reglas a nivel nacional destinadas a efectuar un control de las empresas cárnicas y también de los alojamientos de los empleados en otras industrias.

El ministro advirtió que «terminaremos con el abuso en los contratos de trabajo, introduciremos más controles y multas más elevadas, controlaremos las horas de trabajo electrónicamente y también estableceremos estándares para el alojamiento en todas las industrias. De esta manera, nos aseguramos de que los empleadores tengan nuevamente la responsabilidad directa de su personal, y no puedan eludirla mediante subcontrataciones. Protegemos a los empleados y ponemos fin a la irresponsabilidad por parte de la industria cárnica«.

Siete medidas

En la mencionada ley se contemplan las siguientes 7 medidas:

  1. Queda prohibido emplear personal externo en el negocio principal de la industria cárnica. El operador del matadero es responsable de todos los empleados en su negocio principal. Esto se aplica a los contratos de trabajo desde el 1 de enero de 2021, y para el trabajo de agencias desde el 1 de abril de 2021. Las únicas excepciones son las empresas de comercio de carnicería con hasta 49 empleados.
  2. Se aplicarán tasas de control obligatorias y uniformes en todos los Estados Federales y deberán realizarse controles en las industrias de riesgo. Los controles serán realizados por las autoridades responsables de la seguridad laboral.
  3. Se aplicarán normas mínimas para el alojamiento de los empleados, incluso en los alojamientos ubicados en el exterior de las instalaciones de la empresa.
  4. Los empleadores estarán obligados a informar a las autoridades responsables sobre el lugar de residencia y las condiciones del puesto de trabajo de todos los trabajadores. Esto permitirá realizar controles más efectivos.
  5. Para verificar efectivamente el cumplimiento de las regulaciones de salario mínimo para los empleados, existirá la obligación de registrar digitalmente las horas de trabajo.
  6. Las violaciones de la Ley de Horas de Trabajo pueden ocasionar multas más altas en el futuro. El marco correspondiente se duplicará pasando de 15.000 a 30.000 euros.
  7. Se establecerá un comité de seguridad y salud en el trabajo en el Ministerio Federal de Trabajo y Asuntos Sociales para determinar, entre otras cosas, las reglas y los mecanismos de cumplimiento de los requisitos legales.

 La industria cárnica española seguro que habrá tomado buena nota de esta nueva legislación alemana.

Nueva Zelanda penalizará las emisiones de gases de efecto invernadero

 

Nueva Zelanda ha sido el primer país en el Mundo que ha puesto en marcha una ley destinada a modificar el mercado de derechos de emisión nacional de los Gases de Efecto Invernadero (GEI). El objetivo de la misma es el de mitigar los efectos del calentamiento global y en ella se incluye, por primera vez, al sector agropecuario.

La nueva regulación podría entrar en vigor en 2025. Con esta finalidad, el Ministerio neozelandés del Cambio Climático ha llegado a un acuerdo con los ganaderos para que los rebaños de rumiantes de aquel país reduzcan las emisiones de metano, en realidad de GEI,  de sus bases animales.  

Según los estudios realizados en Nueva Zelanda, los rumiantes son, en aquel país, los responsables del 35 por 100 de la emisión total de Gases de Efecto Invernadero (GEI) 

2022: fecha límite

Los ganaderos tienen de plazo hasta el año 2022 para crear un sistema de control de las emisiones de GEI en sus granjas y son ellos quienes deberán analizar la situación de sus explotaciones y tomar las oportunas medidas para reducir las emisiones de GEI de sus animales.

A aquellos ganaderos que no consigan las mencionadas reducciones se les aplicará un plan alternativo (Plan B). Este plan alternativo establece que serán las industrias transformadoras, aquéllas que les compren sus productos a los ganaderos neozelandeses, las que fijarán el precio final definitivo de los mismos en función de las emisiones de GEI que se hayan generado en la producción de los mismos.

FotoRural 2020 premia el papel esencial de la cadena agroalimentaria durante la pandemia

La Fundación de Estudios Rurales de UPA y Eumedia, S.A., con la colaboración del Foro Interalimentario, de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), y de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) han convocado la XIV edición de FotoRural, el mayor certamen de fotografía destinado a mostrar la realidad del medio rural español.

El concurso, cuya participación estará abierta hasta el próximo 18 de octubre, dirige en esta ocasión su mirada al carácter esencial de los hombres y las mujeres que sustentan la cadena agroalimentaria en los pueblos de toda España.

Una cadena formada por cerca de un millón de agricultores y ganaderos en España, y por miles de cooperativas, industrias agroalimentarias, transportistas y establecimientos de la distribución, que ha vuelto a demostrar a la sociedad, en estos tiempos de pandemia, su papel esencial, “hoy y siempre”, según señalan sus convocantes.

La participación en el concurso, que alcanza su 14ª edición, se canaliza a través de la web concursofotorural.es, y está abierta a todo tipo de públicos, profesionales y aficionados a la fotografía. En los últimos años, FotoRural supera ya la cifra de los 10.000 participantes y ha premiado a más de 300 fotógrafos y fotógrafas.

Se mantienen las tres categorías y las cuantías de premios de otros años: la general, la fotografía de los seguros agrarios, patrocinada por la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA) y el premio FADEMUR para fotógrafas que reflejen la realidad de las mujeres rurales.

Se aplaza a 2021 el XI Foro Nacional del Caprino por la covid-19

La Federación Andaluza de Asociaciones de Caprino de Raza Puras CABRANDALUCÍA ha decidido aplazar a 2021 el XI Foro Nacional del Caprino como consecuencia de la situación originada por la covid-19. Tras un primer aplazamiento (el foro estaba fechado originalmente en mayo y se movió a septiembre), finalmente se ha optado por cancelar la edición de este año con el objetivo prioritario de garantizar el éxito y la seguridad total. El Foro Nacional del Caprino, además de ser un evento en el que se prioriza la formación de los asistentes, es la cita ineludible para los ganaderos y técnicos del sector.

El foro, es un punto de encuentro en el que los asistentes contactan con personas a las que unen intereses comunes por el sector caprino, creándose relaciones empresariales a la vez que se desarrollan oportunidades de negocio y se comparte información, por lo Cabrandalucía ve de vital importancia su realización de manera presencial.

No obstante, no se descarta la realización de alguna actividad formativa en el último trimestre del año, bien en formato webminar o presencial, para cumplir con uno de los principales objetivos de la Federación que es la formación continua.

Segovia acogerá el XI Congreso Mundial del Jamón en 2021

Con la vista puesta en la innovación y la visibilidad del jamón curado ante la sociedad, el Congreso Mundial del Jamón (CMJ) arranca los preparativos para celebrar su undécima edición del 9 al 11 de junio de 2021 en la ciudad de Segovia. Este acontecimiento bienal reúne a todo el sector jamonero en torno a temas de gran calado como la investigación o las nuevas tendencias de producción y comercialización, nutrición, marketing y comunicación, tan importantes en momentos de cambio como el actual.

En esta nueva edición, bajo el lema, “El jamón se reinventa en Segovia”, la temática principal será la innovación como solución global para toda la cadena de valor de este producto, desde la genética hasta la comunicación, pasando por la industria transformadora, la comercialización y la logística.

En este sentido, el CMJ ha celebrado de forma telemática la primera reunión de su Comité Organizador y está compuesto por las asociaciones sectoriales representativas, las organizaciones interprofesionales, las figuras de calidad diferenciada de jamón, empresas productoras de la provincia, Diputación y Ayuntamiento de Segovia, Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y Junta de Castilla y León. Para Julio Tapiador, su presidente, “el XI Congreso Mundial del Jamón ha de promover la cultura del jamón dentro y fuera de nuestras fronteras y poner en valor este producto por su papel social, cultural y gastronómico, así como su relevancia económica, fundamental para el desarrollo de muchas zonas rurales de nuestro país”.

Un congreso interactivo

Como siempre, la página web www.congresomundialdeljamon.com será la principal plataforma donde se alojará toda la información sobre el programa, las inscripciones y las actividades más destacadas del congreso, que también podrá encontrarse en los perfiles del XI Congreso Mundial del Jamón en Instagram, Twitter, Facebook y YouTube, siempre bajo el hashtag #XIcongresomundialdeljamon.

Este año, además, el XI Congreso Mundial del Jamón podrá seguirse online y se permitirá acceder a él a través de Agrifood Congress, un sistema digital para la organización de eventos presenciales y virtuales que dispone de una App para móviles y tablets enlazada con una plataforma virtual, que permitirá asistir a ponentes y congresistas de todas las partes del mundo.

Este congreso, que dio sus primeros pasos en 2001 en Córdoba, reúne cada dos años a más de 300 operadores del sector y es el único evento que aglutina a todo el mundo jamonero a nivel nacional e internacional. Desde la organización se espera que la emisión desde una plataforma digital que permite su difusión on line amplíe aún más el número de personas inscritas y por tanto también la difusión y visibilidad de esta edición.

Para Julio Tapiador, “encuentros como éste, que se ha celebrado anteriormente en diferentes ciudades españolas, pero también en Portugal y Francia, contribuyen a reforzar la internacionalización de este producto y del sector al completo, apoyando la imagen de los alimentos de España por todo el mundo”.

Sobre el XI Congreso Mundial del Jamón

El XI Congreso Mundial de Jamón se celebrará los próximos 9, 10 y 11 de junio de 20121 en Segovia. Se trata de un evento único en el mundo en su género que ha alcanzado un extraordinario éxito desde su primera edición en 2001 celebrada en Córdoba, debido a que ha sabido acercar y compartir los avances y los problemas en un mismo foro, donde participan cientos de operarios del sector.

Objetivos: abordar en profundidad la producción, la investigación y la comercialización del jamón; presentar las últimas tendencias y novedades sobre nutrición y gastronomía; estudiar los casos de éxito y las mejores herramientas de marketing y ventas que ayudarán al sector a mejorar su eficacia comercial. De esta manera, el Congreso pretende incrementar en los cinco continentes el prestigio del jamón curado y la importancia de un sector de referencia mundial y fomentar el consumo.

Etex Iberia Exteriors instalará placas flotovoltaicas en su fábrica

El fabricante de materiales de construcción Etex Iberia Exteriors, integrado en la multinacional belga Etex, ha reafirmado su apuesta medioambiental con la firma de un acuerdo con la multinacional GreenPulse para la instalación de placas fotovoltaicas en la cubierta de su fábrica en la localidad vallisoletana de Portillo con las que cubrirá una parte importante de sus necesidades energéticas con sensibles ahorros de costes y emisiones de CO2.

“La sostenibilidad y la innovación tecnológica forman una parte esencial de nuestro ADN y las técnicas de autoconsumo encajan a la perfección en nuestra cadena productiva. Nos enorgullece la iniciativa que anunciamos hoy y que mejorará la eficacia de nuestro centro de operaciones de Valladolid reduciendo al mismo tiempo la huella de carbono”, explica Fernando Casado. “Vamos a aprovechar nuestra cubierta para la instalación de paneles solares que permitirán el autoabastecimiento energético redundando en la aportación medioambiental que ya ofrecemos a través de las soluciones constructivas que ofrecemos cada día a nuestros clientes”.

Se trata de una iniciativa pionera en España, donde las plantas fotovoltaicas en grandes cubiertas todavía no están muy desarrolladas y permitirá a la empresa ahorrar entre un 15 y un 30 por ciento del coste de su factura energética. La garantía de sostenibilidad estriba en que la fábrica, la única de envolventes de fibrocemento que existe en España, funcionará con energías renovables “kilómetro cero”, producidas en las mismas instalaciones.

Reducción de CO2

El proyecto, cuya construcción se iniciará a principios de 2021, permitirá reducir las emisiones de CO2 de la planta en 2.700 toneladas en los próximos 30 años, generando 589.317 kilovatios por hora de energía verde anual. Sería necesaria una superficie de más de 400 hectáreas de bosque nuevo para capturar el CO2 que la planta tiene previsto ahorrar en los próximos 30 años.

 

 

Baleares aporta un millón de euros para replantar árboles

 

El  Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB) publicó el 21 de julio una Resolución de la presidenta del Fondo de Garantía y Pesquera de las Islas Baleares (FOGAIBA) por la que se convocan, para el ejercicio 2020, las ayudas para replantar árboles.

Se parte de la realidad de que la mayor parte de las explotaciones de albaricoqueros, almendros, higueras, algarrobos, melocotoneros, olivos y ciruelos tienen dificultades para replantar los árboles muertos, lo que puede conducir al abandono de estas explotaciones a causa de la disminución del potencial productivo y de las enfermedades que los afectan. Por tanto, se hace necesaria una replantación de estas especies.

De acuerdo con la Resolución mencionada, pueden beneficiarse de las ayudas previstas las personas, físicas o jurídicas que en el momento de finalización del plazo para presentar solicitudes sean titulares de explotaciones agrarias que estén replantando albaricoqueros, almendros, higueras, algarrobos, melocotoneros, olivos y/o ciruelos.

El plazo para presentar las correspondientes solicitudes va desde el día siguiente al de la publicación de dicha Resolución en el BOIB hasta el 4 de septiembre del 2020.

Cuantía de las ayudas

La cuantía de las ayudas ha quedado fijada de la forma siguiente: 15,00 euros por árbol plantado: higuera de rama (incluye la mano de obra, el material (tutor, protector, etc.) y la maquinaria utilizada); 20,00 euros por árbol plantado: albaricoquero, almendro, higuera, algarrobo sin injertar, melocotonero, olivo y/o ciruelo (incluye la mano de obra, el material (tutor, protector, etc.) y la maquinaria utilizada); 30,00 euros por árbol plantado: algarrobo injertado (incluye la mano de obra, el material (tutor, protector, etc.) y la maquinaria utilizada). El importe mínimo de subvención por beneficiario es de 300 euros.

Importante resaltar que el material vegetal utilizado en la replantación debe provenir de un centro inscrito en el Registro oficial de productores, comerciantes e importadores de vegetales (ROPCIV). Además, la planta para replantar debe ser de calidad y tener un precio mínimo de venta al público de 6 euros y, en el caso de albaricoqueros, almendros, higueras, melocotoneros, olivos y ciruelos, hay que adjuntar el pasaporte fitosanitario correspondiente. Excepcionalmente, en el caso de plantación de higueras se podrá hacer con material vegetal de la propia explotación.

Este es un ejemplo que, sin duda, podrían y deberían seguir otras Comunidades Autónomas, adaptándolo a sus circunstancias propias.