Entradas

El concepto de valor y la valoración del ganado (II)

Son varias las ocasiones y varios los casos en los que un técnico debe de realizar la valoración del ganado. Por ejemplo, es frecuente solicitarlo, entre otros casos, en una operación de compraventa de una finca que tiene ganado y el precio incluye ambos activos; para seguros en caso de daños; para la valoración del activo de la empresa en el cierre del ejercicio en el que se quiere llevar a cabo un estudio financiero o por un requerimiento de la Administración. A veces, también se utiliza como elemento de enlace para la valoración de ciertas clases de tierra.

El ganado es un activo de la empresa que, como bien sabemos, puede ser Activo Fijo (Activo No Corriente) o Activo Circulante (Activo Corriente), según los casos. En el caso del ganado del Activo Fijo, se corresponde con el ganado adulto que permanece varios años en la explotación (reproductor, lechero…), y el del Activo Circulante, son los animales de cría cuya finalidad es la venta en un ciclo de producción o, en todo caso, inferior a un año.

Los métodos a aplicar en la valoración del ganado, al igual que se emplean con el resto de activos, están relacionados con la finalidad de la valoración y con algunos aspectos específicos.

Los métodos más comúnmente utilizados son los siguientes:

– Método del valor de mercado.

– Método del coste de producción.

– Método del valor de transformación.

– Método del valor de capitalización.

El método del Valor de Mercado se utiliza para valorar aquellos animales cuyo factor fundamental es demandado por la carne. Entre ellos cabe citar, terneros, corderos, cabritos o cochinillos, por ejemplo. La determinación del valor es simple; se utiliza el precio según peso o según animal, datos estos obtenidos de información de mercado cuyos precios son de fácil información al haber un mercado bastante activo, transparente y con una alta frecuencia en las transacciones. Por ejemplo, si se utiliza como medida el peso, se pesan los animales y se multiplica por el precio; si el precio es por animal, bastaría con contar el número de animales y multiplicarle por el precio unitario medio para determinar el valor. También se emplea en animales adultos, aunque aquí existen diferenciaciones según el estado/situación del animal (animal de desvieje, deshecho por estéril o por accidente, animales de recreo, sementales, otros), lo que origina mayores dificultades; además, el mercado es menos frecuente y más opaco.

El método del Coste de Producción se suele emplear para ganado de engorde, en cebo y recría, como vacuno, ovino, porcino, avícola. También se emplea para activar el animal a valor de formación. En este caso, se parte de un valor previo del animal donde tiene su origen; el animal puede haber sido obtenido en la propia explotación o bien adquirido fuera de la misma, en cuyo caso el valor es obtenido de información de mercado. Se incorporan a partir de ahí, los costes que generan capitalizados hasta la venta del animal o hasta la entrada en producción. El problema está muy ligado a la toma de decisiones sobre las diferentes opciones de producción, recriar, cebar o no, según las disponibilidades de pienso y, por lo tanto, el valor de transformación.

El método de Valor de Transformación se aplica cuando el ganado tenga posibilidades de ser comercializado ya transformado, es decir, cuando se puede medir el valor por su capacidad de ser industrializado. Pensemos en derivados de la leche, quesería o mantequerías; o chacinerías, chorizos o jamones. Con ello, podemos decir que el valor del animal es el valor de sacrificio del animal.

El método del Valor de Capitalización se aplica cuando se trata de determinar el valor capital correspondiente a unas rentas periódicas (R) obtenidas mediante unos supuestos de producción (cobros y pagos), según una técnica determinada, hasta llegar al año de deshecho en que se produciría un cobro extraordinario por la venta de desvieje.

Evidentemente, con independencia del método de valoración que deba aplicarse en cada caso, es absolutamente imprescindible conocer perfectamente la realidad del ganado a valorar y ello exige siempre, además de “pisar el terreno” unos conocimientos profundos, en el ámbito d ela producción animal, acerca del ganado a valorar.

Arturo Serrano
Dr. Ing. Agrónomo
E.T.S.I.A.A.B. – U.P.M.

Se agrava el problema de la Gripe Aviar (H5N8) en Francia

El  Ministerio de Agricultura francés publicó el pasado 12 de enero un decreto ministerial en el que se enumeran cinco regiones próximas a España en las que se podría ordenar un sacrificio preventivo de aves. Entre estas se encuentran todos los municipios de las regiones de Gers, Landes, Pirineos Atlánticos y Altos Pirineos, y once municipios de la región de Lot y Garona.

La razón de ello hay que buscarla en el hecho de que Francia había contabilizado ya 197 brotes de influenza aviar H5N8, de los cuales 170 brotes se focalizan en regiones cercanas a las frontera con España (la Influenza Aviar Altamente Patógena (IAAP) H5N8 se introdujo en Francia a mediados de noviembre)..

El  ministro de Agricultura y Alimentación francés, el ingeniero señor Julien Denormandie, ha recordado que se debe hacer todo lo posible para detener la propagación de la gripe aviar y proteger las áreas que aún están libres. El señor Denormandie ha calificado el virus como “extremadamente contagioso entre aves” y ha insistido en la bioseguridad de las granjas avícolas.

Hasta la fecha, cerca de 700.000 aves de corral, principalmente patos, han sido sacrificadas por orden de la administración francesa tras la detección de brotes o de forma preventiva.

Pese al auge de brotes en el suroeste del país vecino, la situación parece estar estabilizada en el resto de las regiones afectadas por el virus ya que no se ha registrado ningún caso nuevo, ni doméstico ni salvaje, desde hace 15 días.

Reglamento Transitorio para garantizar los pagos de la PAC en 2021 y 2022

El mencionado Reglamento, que quedó aprobado, tras su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE), garantiza y asegura un marco estable al permitir la continuidad de estos apoyos durante los próximos dos años conforme a las mismas reglas del periodo 2014-2020, hasta la entrada en vigor de la nueva Política Agraria Común (PAC) el próximo 1 de enero de 2023, con la aplicación de los planes estratégicos nacionales.

El reglamento (UE) 2020/2220 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de diciembre de 2020, recoge las medidas transitorias para la ayuda del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y del Fondo Europeo Agrícola de Garantía (FEAGA) y que estarán en vigor los próximos dos años. De esta forma, se garantiza que los agricultores y ganaderos españoles podrán recibir, en cada uno de estos años, unos 7.200 millones de euros.

Con la publicación de este reglamento, se posibilita finalizar la tramitación del real decreto que regulará las ayudas directas en España en 2021 y 2022. La norma nacional se publicará en la segunda quincena de enero y permitirá iniciar la campaña de solicitud de ayudas de la PAC 2021 con normalidad, el 1 de febrero de 2021.

Los agricultores y ganaderos españoles podrán presentar, hasta el 30 de abril, la solicitud única de las ayudas directas y de las medidas por superficies y animales de los programas de desarrollo rural de la PAC.

En el caso del fondo FEADER, la aprobación del reglamento de transición asegura el apoyo de las ayudas al desarrollo rural hasta el 31 de diciembre de 2022, e incorpora las normas de aplicación de los fondos FEADER ‘Next Generation’, correspondientes al Instrumento de Recuperación de la Unión Europea (UE) para hacer frente a la pandemia de la COVID-19.

En lo que se refiere a las ayudas de desarrollo rural, el reglamento de transición asegura en 2021 y 2022 la continuidad de los actuales planes de desarrollo rural 2014-2020 y permitirá diseñar medidas que contribuyan a paliar los efectos de la crisis de la COVID-19, así como a contribuir al objetivo de lograr una mayor ambición ambiental en la PAC.

El Brexit y la pesca

Siempre he defendido la idea de que la pesca era, junto con los temas de Irlanda (que sigue en la Unión Europea), la gobernanza y la competencia justa, una de las “patatas más calientes” que generaba escollos en la negociación del llamado popularmente BREXIT; y, efectivamente, ha sido uno de los puntos más complicados a la hora de cerrar el Acuerdo de Comercio y Cooperación entre la Unión Europea resultante (U.E. – 27) y el Reino Unido (no  se olvide aquí que, desde siempre, Gran Bretaña ha querido ser la dueña y señora de sus aguas territoriales; precisamente ésta fue una de las razones por las que la salida británica salió victoriosa en el referéndum del año 2016).

Como se lo explicaba ayer a mis alumnos, las dos partes implicadas, como entiendo no podía ser de otra manera, han ejercido su derecho de “Estado Costero” con el objetivo fundamental, bajo su tutela, de conservar, explotar y administrar los recursos marinos de sus aguas.

El acuerdo se ha saldado finalmente con lo que, en mi opinión no deja de ser un “parche” en forma de un periodo transitorio relativamente corto, que va desde el 1 de enero del presente 2021 hasta el 30 de junio del 2026. 

Durante el mismo, tanto la Unión Europea como el Reino Unido, otorgarán a los pesqueros de la otra parte, en primer lugar, un acceso total para pescar en las aguas comprendidas entre las 12 y las 200 millas náuticas y, en segundo lugar, un acceso parcial en las aguas comprendidas entre las 6 y las 12 millas marinas y, en tercer lugar, quedarán oportunamente establecidas las condiciones para las aguas denominadas “dependientes o de las dependencias de la Corona del Reino Unido”.

Para que la pesca pueda realizarse sin problemas por ambas partes, desde este primer mes post – acuerdo, la U.E. y el Reino Unido están en contacto ininterrumpido para poder garantizar con rapidez las licencias iniciales, provisionales, a los pesqueros de las dos partes que las soliciten. 

Como es lógico, los pesqueros solicitantes recibirán las correspondientes licencias de acuerdo con las leyes que rigen en las dos partes implicadas. En el caso del Reino Unido, esto significa inicialmente una licencia temporal a la espera de la definitiva, que será válida para todo el año 2021 y que estará sujeta a los requisitos administrativos de licencia que en él rigen. Obviamente, hasta que no se tenga la licencia los pesqueros de una parte no podrán pescar en las aguas de la otra y, por supuesto, los pesqueros autorizados a faenar en las aguas de la otra parte deberán respetar sus normas (bien es verdad que el Reino Unido en su Ley de Pesca, que ha aprobado recientemente, ha incorporado muchos de los fundamentos de la Política Pesquera Común lo que hace todo relativamente más sencillo).

Para nuestros pesqueros es importante tener en cuenta que, de momento, la concesión de licencias (inicialmente, como ya he indicado, temporales) se va a limitar a la zona exclusiva perteneciente al Reino Unido (la denominada Zona Económica Exclusiva del Reino Unido) que comprende de las 12 a las 200 millas marinas.  

Para la zona de las 6 a las 12 millas el Reino Unido y la Unión Europea están estudiando las condiciones para emitir estas licencias, pero se han comprometido a establecerlas rápidamente y comunicarlo inmediatamente a los Estados Miembros de la Unión. 

De momento tampoco se van a emitir licencias para pescar en las aguas dependientes o de las dependencias de la Corona. La Unión Europea (los servicios correspondientes de la Comisión) ya ha presentado las listas con las referencias de los pesqueros que han formulado su solicitud de acceso a las mismas. Una vez examinadas estas listas se procederá a gestionar con rapidez las licencias que procedan.

Todo apunta hoy a que, durante el mencionado periodo transitorio (no se olvide, hasta junio 2026), no tiene por qué originarse grandes problemas. La cuestión está en el cómo la Unión Europea será capaz de negociar los futuros acuerdos de pesca con el Reino Unido; cuestión muy importante para nuestra flota pesquera pero, en mi opinión, no será un tema nada fácil. 

Espero, en el 2026, estar todavía por aquí, para poderlo comentar con ustedes.

Carlos Buxadé Carbó.
Catedrático de Producción Animal.
Profesor Emérito.
Universidad Politécnica de Madrid
Universidad Alfonso X el Sabio

Consulta pública de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria)

El comité Científico de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha lanzado una consulta pública, abierta hasta el próximo 25 de febrero, en relación con su borrador de Opinión sobre sistemas para la evaluación del riesgo ambiental de múltiples factores estresantes en las abejas melíferas. El informe está basado en las denominadas “estrategias de seguimiento y modelado”.  El seguimiento se basaría en una red de colmenas centinela colocadas en zonas climáticas y paisajes representativos de la Unión Europea (U.E. – 27) que estarían conectadas a una plataforma para el almacenamiento y el análisis de datos

El sistema de modelado, denominado ApisRAM, que pretende simular una colonia de abejas melíferas con la mayor precisión posible, se basaría en los datos del sistema de seguimiento, es decir, de las colonias de abejas y de su entorno. El modelo estaría continuamente informado por nuevos conocimientos científicos de la investigación.

Finalmente, se destacan las lagunas relacionadas con la evaluación de riesgos ambientales. Deberán completarse para permitir que el enfoque basado en sistemas se implemente por completo.

Puntos clave del acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido

Finalmente, la Unión Europea (la U.E. – 27) y Reino Unido llegaron en Bruselas a un acuerdo sobre las condiciones de su relación futura para evitar un Brexit duro a partir  del 31 de diciembre del pasado 2020, que es cuando el Reino Unido (RU) ha dejado voluntariamente de ser parte de la Unión Europea. Importante señalar que se considera este pacto como de competencia exclusiva de la Unión Europea, con pocos elementos de competencia nacional, lo que, sin duda, agilizará su ratificación porque no tendrá que ser ratificado por cada uno de los 27 parlamentos nacionales y será suficiente el visto bueno del Parlamento Europeo (PE).

El pacto ha resultado ser menos ambicioso de lo que la Unión Europea aspiraba, pero lo cierto es que permitirá una relación comercial sin cuotas ni tarifas a condición de que Londres asuma reglas igualitarias en materia de competencia y de otras salvaguardas.  Así, el mismo no se establece aranceles ni cuotas entre ambas partes para todas las mercancías. Esto es especialmente importante para bienes «sensibles», como es el caso, tantas veces mencionado en nuestro boletín, de los productos agrícolas o de los pesqueros.

Precisamente la pesca, fue un asunto clave durante la negociación, y, como es bien sabido, se convirtió en uno de los mayores escollos para lograr un acuerdo. Durante un periodo de transición de cinco años y medio, hasta junio de 2026, la Unión Europea transferirá un 25 por ciento del valor global de las capturas y posteriormente las partes pasarán a fijar las posibilidades de pesca en negociaciones anuales

Por su parte, los bienes tendrán que cumplir con las «reglas de origen», que tienen el objetivo de impedir que los productos de Países Terceros, que no tienen acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, entren a la Unión Europea a través de Reino Unido para evitar aranceles y cuotas.

El acuerdo también posibilita la simplificación de los procedimientos aduaneros aunque, como el  Reino Unido ha abandonado la Unión Aduanera, los controles se aplicarán a todos los bienes comercializados.

En cuanto a los servicios financieros el acuerdo firmado no cubre este capítulo por lo que la City de Londres pierde el pasaporte que le permite operar en toda la Unión Europea con un acceso privilegiado.

El mencionado acuerdo entre la Unión Europea y el  Reino Unido también asegurará la continuidad de la conectividad aérea, vial y marítima.  En materia aérea, las aerolíneas británicas dejarán de poder operar vuelos comerciales dentro del espacio aéreo de la Unión Europea aunque sí podrán mantener las rutas que unan Reino Unido con destinos en la U.E. – 27. El pacto incluye así mismo disposiciones para garantizar que la competencia entre los operadores de ambas partes asegure «altos niveles» de seguridad en el transporte, los derechos de los trabajadores y los pasajeros y la protección al medio ambiente.

En lo que atañe a los desplazamientos de las personas, será competencia del Reino Unido determinar si los ciudadanos de la Unión Europea que vayan a visitar el país para estancias cortas tendrán que conseguir un visado. Los viajeros de corta duración procedentes de Reino Unido podrán visitar a los Estados de la Unión Europea durante 90 días en cualquier período de 180, según el Gobierno británico. Los turistas seguirán estando cubiertos por un plan de atención médica mutua en caso de emergencia.

En lo que atañe a las subvenciones, tanto la U.E. – 27 como el Reino Unido  mantendrán con independencia sus normas, pero si una de las partes considera que estas distorsionan o son perjudiciales para sus propias industrias, puede impugnar estas medidas ante un mecanismo de arbitraje independiente, con la posibilidad de que se imponga una compensación.

Un tema especialmente espinoso era el de Irlanda, que continua siendo miembro de la Unión Europea. Con el fin de evitar una frontera dura con ella, Irlanda del Norte se mantendrá alineada con muchas normas de la Unión Europea una vez ya no está en el Mercado único de la Unión Europea (lo que, sin duda alguna, genera una situación compleja, pero favorable a Irlanda del Norte).

De lo que no cabe duda es que desde el pasado 1 de enero la Unión Europea ha abierto un nuevo capítulo en su devenir y habrá que esperar unos meses para ver cómo la afecta realmente la retirada del Reino Unido (que, dicho sea de paso, nunca estuvo, emocionalmente hablando, totalmente integrada en la U.E.).

 

Segovia acogerá el XI Congreso Mundial del Jamón en 2022

Debido a la situación sanitaria generada por la covid-19, el Comité Organizador del XI Congreso Mundial del Jamón (CMJ) ha acordado posponer la celebración del evento a los días 8 al 10 de 2022 en Segovia.

Para Julio Tapiador, presidente del Comité Organizador, “aplazar esta edición ha sido una decisión muy meditada pero que consideramos responsable con el sector y con todos los congresistas que acuden cada año. Nuestra prioridad es poder organizar la XI edición del Congreso Mundial del Jamón de forma segura para ponentes y público, y garantizando el alto nivel que viene teniendo este congreso desde sus inicios” en una ciudad emblemática donde el jamón tiene una importancia económica capital.

Este acontecimiento reúne cada dos años a todo el sector jamonero en torno a los diferentes temas de interés para los operadores, como son la investigación, las nuevas tendencias de producción y comercialización, nutrición, marketing y comunicación, tan importantes en momentos de cambio como el actual.

Sin embargo, aunque el evento se celebrará en 2022, no será necesario esperar hasta entonces para disfrutar de todo lo que rodea al Congreso Mundial del Jamón. El Comité organizador prepara ya para 2021 un programa continuado de eventos y presentaciones a lo largo de los próximos 12 meses, en los que congregará a todos los operadores en torno a este producto tan emblemático para la gastronomía de nuestro país y tan importante para la economía, principalmente en zonas rurales.

Desde el Comité Organizador del XI Congreso Mundial del Jamón se quiere aprovechar estas fechas para recordar que este producto no puede faltar estos días en las mesas de los hogares españoles, pero tampoco en las cestas de las empresas durante estas Navidades atípicas.

“El consumo de jamón durante la campaña de Navidad representa entre el 20 y el 30 por ciento de las venta totales anuales y, por tanto, si en esta navidad los consumidores españoles optan por comprar un jamón estarán ayudando a un sector muy perjudicado por el cierre de la hostelería y la caída del turismo durante toda la pandemia”, asegura Tapiador.

Aunque estas fiestas se presentan muy distintas a lo que estamos acostumbrados, sin duda la Navidad es época de tradiciones y pocas cosas hay más tradicionales en nuestro país que disfrutar de un buen jamón con las personas más cercanas, ya sea en los entrantes o como parte de las comidas en familia. El jamón, ya sea de cerdo blanco o de ibérico, es un protagonista indiscutible de las fechas navideñas en nuestras casas.

CESFAC presenta los avances de su Agenda de Sostenibilidad 2030  

Representantes de todos los eslabones de la cadena agroalimentaria han asistido a la presentación de la Agenda de Sostenibilidad 2030 de la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos Para Animales (CESFAC) en una jornada en formato virtual en la que, además, se han conocido los últimos avances en materia de sostenibilidad y deforestación en Argentina.

Durante la presentación de la Agenda de Sostenibilidad CESFAC 2030, su director general, Jorge de Saja, ha destacado que el objetivo de esta agenda es contribuir a que, en el paradigma de la producción, desde la primera praxis agrícola hasta la transformación final en la alimentación animal, todos los eslabones mejoren sus prácticas de manera sostenible. “Debemos poner en valor que un eslabón importante de la cadena, el sector de la alimentación animal, se plantee un compromiso serio y muy ambicioso en lo que se refiere al suministro sostenible y libre de deforestación de una materia prima estratégica e insustituible como es la soja”, ha destacado el director general de CESFAC.

La agenda se encuentra en estos momentos en fase de definición de prioridades y definición de objetivos respecto al porcentaje de utilización de soja para un abastecimiento sostenible y libre de deforestación en 2030. “No queremos ni imponer ni que nos impongan sistemas de certificación. La experiencia nos demuestra que es muy difícil soportarlo en un producto como la soja, que aporta un valor añadido desde el punto de vista nutricional pero que tiene un coste relativamente bajo. El consumidor tampoco estaría dispuesto a soportar ese sobrecoste. La clave es que todos cambiemos nuestro paradigma para hacer las cosas aún mejor de lo que se hacen hoy día”, ha completado Jorge de Saja.

En la presentación de la Agenda de Sostenibilidad CESFAC 2030 también ha participado Leonor Algarra, Subdirectora General de Medios de Producción Ganadera del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), quien ha recalcado que a los compromisos de sostenibilidad y no deforestación adquiridos a principios de 2020 se han ido aunando una serie de políticas europeas que caminan hacia un objetivo común, que es garantizar una producción alimentaria sostenible desde un punto de vista más amplio: “No sólamente hablamos de deforestación, sino también de impacto medioambiental global de la producción de alimentos. Así es como ha surgido el Green Deal o estrategias como Farm to Fork y las estrategias para luchar contra el cambio climático, todo ello para que en 2050 Europa se convierta en el primer continente climáticamente neutro en emisiones”, ha afirmado Leonor Algarra.

La pesca de atunes y el proyecto Sharkface

Todo nació en la  Innovathon Bermeo donde se plantearon inicialmente buscar la respuesta cuatro retos o cuestiones: ¿Cómo se pueden mejorar los mecanismos de control, seguimiento y trazabilidad para acabar con las prácticas ilegales en la pesca del atún? ¿cómo se puede facilitar al consumidor información transparente, clara y fácilmente accesible sobre el origen del atún, aportando mayor valor y ayudando en la decisión de compra? ¿cómo se puede reducir la captura de especies no deseadas y mejorar su liberación sin daños? y ¿cómo se puede gestionar la contaminación generada por las artes de pesca, mejorando los materiales y/u optimizando y maximizando su uso?

El proyecto Sharkface, desarrollado por la Bermeo Tuna World Capital (que promueve a nivel global la gestión sostenible en torno al atún como recurso natural desde el conocimiento científico y el liderazgo de las buenas prácticas) dio respuesta a la tercera de las cuestiones planteadas, de acuerdo con su filosofía, y lo fundamentó con la implementación de un sistema de pesca de cerco más selectivo y sostenible.

El objetivo perseguido es el de realizar una pesca respetuosa reduciendo en la medida de lo posible la captura de especies accesorias. Debe tenerse en cuenta que el método de la pesca de cerco, aun siendo mucho más selectivo que otros artes de pesca como el palangre, captura ocasionalmente especies de baja productividad como los tiburones, afectando directamente al ecosistema marino, perjudicando la biodiversidad.

Se trata de que antes de lanzar  la red de cerco se procede a la instalación de unos dispositivos que disuadan hacia a la zona de pesca de especies accesorias, como tiburones y rayas. Por medio de un campo electromagnético los tiburones huyen ante semejante estímulo. Por medio de una boya que actúa con la radiación solar se emiten los pulsos para que no entren en la zona de pesca dichas especies.

 

Fomento del consumo de proximidad

Moncloa ha informado de que el Consejo de Ministros aprobó hace unos días un Real Decreto que regula y flexibiliza la aplicación de determinadas disposiciones de la Unión Europea (U.E. – 27) en materia de higiene alimentaria, que afecta a la producción y comercialización de productos alimenticios. De esta forma, se favorece la viabilidad, la rentabilidad y subsistencia de los pequeños productores de alimentos y se impulsa el consumo de proximidad.

Este texto legislativo, propuesto por los ministerios de Consumo y de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), supone una simplificación en los requisitos en materia de seguridad e higiene de la producción primaria, lo que permite la adecuación de las técnicas tradicionales de producción al marco sanitario vigente y facilita su puesta en el mercado de proximidad, para crear economía ligada al medio rural y contribuir a evitar la despoblación. Todo ello sin menoscabo de la necesaria seguridad e higiene de los productos.

El Real Decreto utiliza las flexibilidades previstas en lo dispuesto en los reglamentos de la Unión Europea en cuanto a la comercialización de productos alimentarios, que permiten adaptar su aplicación a la realidad productiva de España, y establece los criterios de higiene y seguridad alimentaria en los productos de origen animal. Se trata de una normativa específica para las pequeñas y medianas empresas alimentarias, que impulsa el consumo informado y responsable a través de mejoras en el etiquetado y el acceso a la información.

La norma es una revisión del Real Decreto 640/2006, de 26 de mayo, que utiliza la posibilidad que da la reglamentación europea a los Estados miembros para establecer excepciones, adaptaciones o flexibilizaciones. Se trata de una demanda histórica de determinados sectores productivos y que permite la adaptación del denominado «paquete de higiene» en España, compuesto por tres reglamentos, al nuevo contexto productivo y comercial.

La experiencia adquirida desde 2006, los avances científicos y de carácter productivo y comercial, así como las nuevas demandas de la sociedad y la unidad del mercado interior, avalan la revisión que supondrá una mejora en la rentabilidad de las explotaciones.

En este contexto cabe destacar: en cuanto a instalaciones e infraestructuras de producción alimentaria y sus requisitos, el real decreto adapta la norma al tamaño y características de los establecimientos.

También establece las condiciones de higiene y seguridad necesarias para que estos pequeños establecimientos puedan realizar sacrificios de animales (aves y conejos) en sus instalaciones. En cualquier caso, solo se podrán sacrificar animales criados en la propia granja o que hayan cumplido la estancia mínima establecida y con límites de sacrificio anual en cada caso, garantizándose así la máxima seguridad alimentaria.

La autoridad competente establecerá, para los pequeños mataderos y establecimientos que produzcan carne picada, pautas propias en torno a los muestreos establecidos en la normativa general cuando el análisis del riesgo lo justifique. Se establecen, asimismo, requisitos estructurales adaptados a los pequeños mataderos y mataderos móviles, adecuadas a su pequeño tamaño.

De la misma forma, la norma establece las pautas de higiene a los pequeños productores primarios para favorecer el consumo de proximidad y los canales cortos de comercialización. Se permite la venta directa de pequeñas cantidades de carne a consumidores y consumidoras o a establecimientos de venta al por menor, que podrá realizarse en la propia explotación o en mercados ocasionales o periódicos. La distancia entre la explotación y los mercados o establecimientos no puede superar los 100 kilómetros.

En cuanto a la información a las personas consumidoras, los productos deberán indicar el número de registro de la explotación en el Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias (RGSEAA), la descripción de la mercancía, el peso neto del producto y la fecha de sacrificio. De la misma forma, los productores deberán informar del lugar de sacrificio del animal (en la explotación, de caza o de ganadería de lidia) y de si el producto debe ser cocinado antes de su consumo.

También se regula la comercialización directa de leche cruda y se exige figurar como establecimiento autorizado inscrito en el RGSEAA. Se actualiza y concreta el listado de especies de caracoles silvestres que pueden ser comercializados y se actualizan los requisitos de higiene alineados con los reglamentos europeos.

En cuanto a los establecimientos de comidas preparadas que sirvan a lugares como residencias de mayores, centros de día o comedores escolares, se establecen también criterios homogéneos. Deberán disponer de comidas testigo que representen las diferentes comidas para posibilitar la realización de los estudios epidemiológicos que sean necesarios. Esas comidas testigo se recogerán tras su elaboración, estarán claramente identificadas y fechadas y se conservarán durante un mínimo de siete días a temperatura igual o inferior a cuatro grados centígrados.

La AESAN, integrada en el Ministerio de Consumo e impulsora de la norma, es el organismo competente para la coordinación, en todo el territorio del Estado, de las cuestiones en torno a las materias de flexibilización recogidas en este Real Decreto. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), por su parte, es el departamento encargado de la planificación de las políticas agrarias y alimentarias. AESAN elaborará guías en torno a las medidas y los procesos requeridos que faciliten la adecuación de las explotaciones agroalimentarias al nuevo escenario.