DSM emprende una nueva iniciativa global para transformar la nutrición y la salud animal a nivel mundial

A medida que aumenta la población mundial, también lo hace la demanda de proteína animal. Este incremento ya está ejerciendo una enorme presión sobre los recursos naturales finitos, y una tensión ambiental significativa.

La necesidad de proporcionar suficiente proteína animal para una población en crecimiento, y de la reducción de los costes ambientales de la agricultura, requerirá de avances científicos y soluciones innovadoras. Para abordar este desafío, DSM Animal Nutrition and Health ha lanzado su nueva y vanguardista iniciativa global: We Make it Possible. Su misión es liderar una transformación sólida y alcanzable en todo el mundo en la producción sostenible de proteína animal y acelerar las soluciones que fomentarán un futuro mejor.

«DSM tiene un objetivo firmemente arraigado en su estrategia orientada al rendimiento e impulsada por un propósito, y sabemos que la industria agrícola puede transformarse desde dentro«, afirma Ivo Lansbergen presidente de DSM Animal Nutrition and Health. “Durante demasiado tiempo, la sostenibilidad ha sido un problema de otros, un problema del mañana. Pero no es un desafío imposible. Creemos que podemos hacer que la producción animal sea sostenible. Nuestra meta es proporcionar una vida digna a los agricultores y un suministro de proteínas asequibles a toda la población mundial, reduciendo a su vez la huella de la producción. We Make it Possible es un compromiso con soluciones tangibles y viables que atañen a los clientes que más nos importan: las personas y el planeta.

La sostenibilidad está en nuestro ADN. Queremos mostrar nuestra nueva visión, tanto dentro como fuera de DSM, cómo vemos el futuro de la industria agrícola y el papel que queremos desempeñar. Esta iniciativa refleja nuestro compromiso no solo de ser parte de la cadena de valor sino de ser un agente del cambio, dirigiendo estrategias globales, conectando a los diversos segmentos del ecosistema agrícola, pensando en el futuro, generando ideas y nuevas formas de trabajar. 

Si no es ahora, ¿cuándo?«.

En línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2, 3, 12, 13 y 14 de la ONU , la iniciativa está impulsada por seis plataformas de sostenibilidad que abordarán los principales desafíos a los que se enfrenta la industria ganadera. Estos son:

  • Mejorar el rendimiento de los animales de granja a lo largo de su vida
  • Mejorar la calidad de la carne, la leche, el pescado y los huevos, con menos pérdidas y desperdicio de alimentos
  • Reducir las emisiones procedentes de la ganadería
  • Hacer un uso eficiente de los recursos naturales
  • Reducir nuestra dependencia de los recursos marinos
  • Ayudar a combatir la resistencia a los antimicrobianos

 

 

 

Alemania confirma un caso de Peste Porcina Africana en su territorio

 

La señora Julia Klöckner, Ministra de Alimentación y Agricultura de Alemania, ha confirmado el primer caso de Peste Porcina Africana (PPA) en su territorio. La aparición de un cadáver de jabalí levantó las alarmas y el análisis en laboratorio de diferentes muestras ha resultado positivo a PPA.

Los restos del animal fueron encontrados en la región de Spree – Neisseen el estado oriental de Brandeburgo, en las proximidades de la frontera con Polonia, lo que activó todos los protocolos de seguridad. De acuerdo con la señora Klöckner, Alemania estaba preparado para este momento en razón de los casos que ya se habían producido en otros países europeos.

Por el momento, ya se trabaja para procurar que no se propague más allá de la región de aparición del jabalí muerto. Por esta razón se han implementado medidas tales como:

  •  Restricción de los movimientos en el interior del país.
  • Vigilancia fuera de la zona de contención o de protección.
  • Vigilancia dentro de la zona de contención o zona de protección.
  • Tamizaje.
  • Trazabilidad.
  • Eliminación oficial de canales, subproductos y desechos de origen animal.
  • Control de fauna silvestre reservorio de agentes patógenos.
  • Zonificación.

Básicamente, se han limitado los movimientos de vehículos y personas, además de activar protocolos de seguridad que afectarán a las explotaciones ganaderas y al sacrificio selectivo de jabalíes.

La señora ministra afirmó que próximamente se pondrán en marcha más medidas y que, por el momento, éstas no afectarán al comercio de productos alemanes.

La dimisión del Comisario Europeo de Comercio

El que era el comisario europeo de Comercio, el irlandés señor Phil Hogan, presentó el pasado 26 de agosto su dimisión tras incumplir las medidas sanitarias contra la COVID-19 en la República de Irlanda al asistir este mes a una cena en un club de golf.

El señor Hogan se vio forzado a renunciar como eurocomisario tras las intensas presiones del Gobierno de coalición irlandés al revelarse que en la cena, que tuvo lugar en el condado de Galway, había más de ochenta personas a pesar de las medidas para contener el virus.

Al confirmar su dimisión, el ex – comisario señaló que la polémica se estaba volviendo «cada vez más» una distracción de sus funciones como comisario de Comercio.

El señor Hogan manifestó, al confirmar su dimisión, que lamentaba profundamente “que mi viaje a Irlanda, un país del que he estado muy orgulloso de representar como funcionario durante casi toda mi vida adulta, causara tanta preocupación y malestar».

Disculpas

También manifestó que «reiteraba sus disculpas de corazón al pueblo irlandés por los errores que había cometido durante su visita», y resaltó que ha estado al «frente» de la respuesta de la Unión Europea (UE) a la crisis provocada por la pandemia. «Reconozco y aprecio el impacto devastador que la COVID-19 ha causado a individuos y familias, y entiendo totalmente el sentimiento de dolor y enfado cuando sienten que quienes están en el servicio público no cumplen con el nivel (de comportamiento) que se espera de ellos«, puntualizó.

Su renuncia llegó después de que el primer ministro de la República de Irlanda, el señor Micheál Martin, afirmara en un comunicado que la actitud de Hogan había «socavado todo el enfoque de la salud pública» del Gobierno. 

Cuando otros ciudadanos irlandeses están cumpliendo las respectivas cuarentenas para contener la propagación de la COVID – 19, la actitud del señor Hogan causó también el descontento del Gobierno de la República de Irlanda, que en los últimos días le retiró el apoyo.

Las revelaciones causaron una gran polémica en la República de Irlanda, ya que el ahora ex – comisario estaba obligado a cumplir una cuarentena de 14 días al haber viajado desde Bélgica, que no figura entre los llamados países «verdes», exentos del aislamiento. 

 El antiguo comisario europeo tuvo que dar también explicaciones a la Comisión Europea (CE) sobre la controvertida cena. El señor Hogan había visitado Irlanda entre el 31 de julio y el 21 de agosto. En un memorando enviado a la presidenta de la Comisión Europea (CE), la señora Ursula von der Leyen, el señor Hogan detalló sus movimientos en Irlanda y afirmó haber cumplido «con las regulaciones de salud pública en Irlanda«. Finalmente, la presidenta de la Comisión Europea aceptó su dimisión.

Entre otros asuntos, el señor Hogan era el encargado comunitario de dirigir los complejos contactos comerciales con la administración del presidente estadounidense, el señor Donald Trump. El irlandés llegó al cargo tras haber sido comisario europeo de Agricultura, una cartera muy próxima a Comercio, con un programa que primaba, entre otros objetivos, el esfuerzo por tender puentes con Estados Unidos.

Un futuro cada vez más cercano: la leche sintética

 

Desde el año 2014, dos científicos, los señores Pandya y Gandh, lideran un proyecto científico de enjundia cuyo objetivo inicial, que ya está muy cerca de ser realidad, es el de generar leche sintética, es decir, “leche sin vacas”.

En el año 2015 ambos científicos crearon su empresa a la que llamaron Perfect Day, que rápidamente obtuvo la financiación necesaria. A pesar de que inicialmente se esperaba que el producto final se lanzara al mercado a finales del año 2017, los mencionados científicos decidieron ampliar sus objetivos procediendo a facilitar a los fabricantes las proteínas de la leche con las que hubiera la posibilidad de generar más productos que la simple leche (barritas, yogures, leches de iniciación…). 

Para la producción de la mencionada leche sintética sin vacas se utilizan levaduras genéticamente modificadas por vía de la biotecnología. Éstas son mezcladas con otros elementos (como, por ejemplo, proteínas, vitaminas y otros nutrientes). El resultado de este proceso es, en primera instancia, la obtención de las proteínas de la leche y finalmente la propia  leche sintética. 

Debe quedar claro que no es una bebida vegetal porque esta leche sintética tiene la base láctea gracias a las levaduras utilizadas y a las caseínas que forman parte del proceso de producción.

Aporte nutricional

Cabe suponer que esta leche sintética puede que inicialmente no dé el mismo aporte nutricional que la leche generada por las vacas, pero éste es un tema que aún está por dilucidar. Pero, por otra parte, se considera que existen inicial y comparativamente cuatro beneficios de esta leche sintética respecto a la leche tradicional que es la generada directamente por las vacas.

El primer beneficio es que este producto sintético, al igual como sucede, por ejemplo, con la carne sintética, es totalmente apto para las dietas dirigidas a los veganos o a los vegetarianos estrictos. En efecto, leche sintética (o los productos elaborados a partir de esta caseína obtenida de las levaduras modificadas) es perfectamente admisible en las rutinas alimenticias veganas o vegetarianas estrictas.

El segundo beneficio se fundamenta en que la producción de leche sintética no tiene ningún impacto negativo directo sobre el medio ambiente y, paralelamente, ayuda a reducir la huella de carbono que generan las vacas lecheras. Además, al no precisar de vacas a lo largo de todo el proceso de producción, se consigue un producto no solo sostenible sino también ajeno a cualquier cuestión relacionada con una inadecuada gestión de la base animal (no cabe minusvalorar aquí el hecho de que cada vez existe, especialmente en las sociedades del I mundo, una conciencia más crítica acerca del modelo de vida de los animales de renta en las granjas; este tipo de alternativas son siempre bien recibidas por un porcentaje mayoritario de las mencionadas sociedades).

El tercer beneficio es que estas leches sintéticas elaboradas industrialmente se pueden “diseñar según demanda” añadiendo y quitando elementos; así, por ejemplo, se puede eliminar la lactosa para evitar intolerancias o reforzar al productos con determinados nutrientes tales como ciertas vitaminas que pueden contribuir a generar un producto final con elevados valores nutricionales.

El cuarto beneficio puede estar en la durabilidad del producto. En principio, la leche sintética se espera tenga una fecha de caducidad, sin perder características, más lejana que la leche tradicional, además de que probablemente tendrá muchas menos posibilidades de estropearse durante su transporte o durante su almacenamiento.

Otra cuestión es la de cómo acogerá el consumidor a esta leche sintética y a los productos lácteos sintéticos; para poder comprobarlo y llegar a unas primeras conclusiones, aún habrá que esperar unos meses.

La opinión de don César Lumbreras

 

Por su interés nos permitimos publicar en nuestra Ágora Tribuna el “pregón de don César Lumbreras” que ha visto la luz en el Boletín de Noticias de Agropopular.

Dice así: «Concentrados como hemos estado en el dinero de la PAC durante el periodo 2021-27, que se reducirá para España en aproximadamente 5.000 millones de euros, hemos prestado poca atención al Fondo de Recuperación, que está dotado con 750.000 millones de euros. Lo primero a tener en cuenta es que, de forma directa, el sector agrario y el mundo rural de la UE tan solo recibirán 7.500 millones de euros, un triste 1 por ciento de la cantidad total, que se destinarán a la política de desarrollo rural. Sin embargo, de forma indirecta se podrá arañar algo más de ese pastel, del que España aspira a sacar 140.000 millones de euros, si andamos listos, eso sí. Y en ese “andamos” incluyo al Gobierno Central, a las Comunidades Autónomas, al propio sector agrario y al mundo rural.

El citado Fondo de Recuperación tiene tres ejes básicos: el sanitario, el digital y el verde. De entrada, hay dinero para lograr un mayor grado de autoabastecimiento en productos que necesita la cadena sanitaria europea, incluida la española, que ha hecho aguas por todos los lados durante los últimos meses. La digitalización de la economía europea, incluidos el sector agroalimentario y el mundo rural, es otro de los objetivos del citado Fondo. Ambos van más retrasados que el resto debido fundamentalmente a que la cobertura de Internet, o no existe todavía en bastantes puntos de nuestra geografía, o es de mala calidad. Lo hemos podido comprobar en primera persona cuando hemos intentado emitir AGROPOPULAR desde algunos lugares de nuestra geografía y, o bien ha sido imposible, o, en el mejor de los casos, si nos hemos atrevido a realizar la emisión, esta se ha cortado en varias ocasiones. Es el momento, por lo tanto, de dar el salto a la digitalización del sector agrario y del mundo rural. Esta semana se han presentado dos planes en esta línea por parte del Gobierno y de Telefónica. Ya veremos en lo que quedan.

Finalmente, con el Fondo de Recuperación se pretende financiar la transición a una economía más verde, más respetuosa con el medio ambiente y que luche más y mejor contra el cambio climático. El sector agrario y el mundo rural también juegan un papel importante para cumplir este objetivo. Pero se tienen que mover deprisa, deprisa, para que el Gobierno los tenga en cuenta cuando diseñe el Plan Nacional que debe presentar en Bruselas, y que la Comisión Europea debe aprobar para que lleguen aquí esos 140.000 millones de euros. ¿Dónde está el problema entonces? Pues, en primer lugar, en que todo lo anterior se debe hacer en el plazo de unos pocos meses y ya sabemos que las Administraciones no son ágiles precisamente y menos las españolas. Y, en segundo lugar, en que Pedro Sánchez dijo en la Conferencia de Presidentes que el reparto lo va a hacer él, que para eso es el presidente del Gobierno. Y a saber los criterios que sigue. Visto lo visto y oído lo oído, ahora lo que toca es que el sector agroalimentario y el mundo rural aprieten a Pedro Sánchez.

Nueva Zelanda penalizará las emisiones de gases de efecto invernadero

 

Nueva Zelanda ha sido el primer país en el Mundo que ha puesto en marcha una ley destinada a modificar el mercado de derechos de emisión nacional de los Gases de Efecto Invernadero (GEI). El objetivo de la misma es el de mitigar los efectos del calentamiento global y en ella se incluye, por primera vez, al sector agropecuario.

La nueva regulación podría entrar en vigor en 2025. Con esta finalidad, el Ministerio neozelandés del Cambio Climático ha llegado a un acuerdo con los ganaderos para que los rebaños de rumiantes de aquel país reduzcan las emisiones de metano, en realidad de GEI,  de sus bases animales.  

Según los estudios realizados en Nueva Zelanda, los rumiantes son, en aquel país, los responsables del 35 por 100 de la emisión total de Gases de Efecto Invernadero (GEI) 

2022: fecha límite

Los ganaderos tienen de plazo hasta el año 2022 para crear un sistema de control de las emisiones de GEI en sus granjas y son ellos quienes deberán analizar la situación de sus explotaciones y tomar las oportunas medidas para reducir las emisiones de GEI de sus animales.

A aquellos ganaderos que no consigan las mencionadas reducciones se les aplicará un plan alternativo (Plan B). Este plan alternativo establece que serán las industrias transformadoras, aquéllas que les compren sus productos a los ganaderos neozelandeses, las que fijarán el precio final definitivo de los mismos en función de las emisiones de GEI que se hayan generado en la producción de los mismos.

FotoRural 2020 premia el papel esencial de la cadena agroalimentaria durante la pandemia

La Fundación de Estudios Rurales de UPA y Eumedia, S.A., con la colaboración del Foro Interalimentario, de la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA), y de la Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR) han convocado la XIV edición de FotoRural, el mayor certamen de fotografía destinado a mostrar la realidad del medio rural español.

El concurso, cuya participación estará abierta hasta el próximo 18 de octubre, dirige en esta ocasión su mirada al carácter esencial de los hombres y las mujeres que sustentan la cadena agroalimentaria en los pueblos de toda España.

Una cadena formada por cerca de un millón de agricultores y ganaderos en España, y por miles de cooperativas, industrias agroalimentarias, transportistas y establecimientos de la distribución, que ha vuelto a demostrar a la sociedad, en estos tiempos de pandemia, su papel esencial, “hoy y siempre”, según señalan sus convocantes.

La participación en el concurso, que alcanza su 14ª edición, se canaliza a través de la web concursofotorural.es, y está abierta a todo tipo de públicos, profesionales y aficionados a la fotografía. En los últimos años, FotoRural supera ya la cifra de los 10.000 participantes y ha premiado a más de 300 fotógrafos y fotógrafas.

Se mantienen las tres categorías y las cuantías de premios de otros años: la general, la fotografía de los seguros agrarios, patrocinada por la Entidad Estatal de Seguros Agrarios (ENESA) y el premio FADEMUR para fotógrafas que reflejen la realidad de las mujeres rurales.

Etex Iberia Exteriors instalará placas flotovoltaicas en su fábrica

El fabricante de materiales de construcción Etex Iberia Exteriors, integrado en la multinacional belga Etex, ha reafirmado su apuesta medioambiental con la firma de un acuerdo con la multinacional GreenPulse para la instalación de placas fotovoltaicas en la cubierta de su fábrica en la localidad vallisoletana de Portillo con las que cubrirá una parte importante de sus necesidades energéticas con sensibles ahorros de costes y emisiones de CO2.

“La sostenibilidad y la innovación tecnológica forman una parte esencial de nuestro ADN y las técnicas de autoconsumo encajan a la perfección en nuestra cadena productiva. Nos enorgullece la iniciativa que anunciamos hoy y que mejorará la eficacia de nuestro centro de operaciones de Valladolid reduciendo al mismo tiempo la huella de carbono”, explica Fernando Casado. “Vamos a aprovechar nuestra cubierta para la instalación de paneles solares que permitirán el autoabastecimiento energético redundando en la aportación medioambiental que ya ofrecemos a través de las soluciones constructivas que ofrecemos cada día a nuestros clientes”.

Se trata de una iniciativa pionera en España, donde las plantas fotovoltaicas en grandes cubiertas todavía no están muy desarrolladas y permitirá a la empresa ahorrar entre un 15 y un 30 por ciento del coste de su factura energética. La garantía de sostenibilidad estriba en que la fábrica, la única de envolventes de fibrocemento que existe en España, funcionará con energías renovables “kilómetro cero”, producidas en las mismas instalaciones.

Reducción de CO2

El proyecto, cuya construcción se iniciará a principios de 2021, permitirá reducir las emisiones de CO2 de la planta en 2.700 toneladas en los próximos 30 años, generando 589.317 kilovatios por hora de energía verde anual. Sería necesaria una superficie de más de 400 hectáreas de bosque nuevo para capturar el CO2 que la planta tiene previsto ahorrar en los próximos 30 años.

 

 

La segunda oleada de la COVID – 19 y las compras de acaparamiento

 

El 93 por 100 de los españoles cree que habrá un nuevo rebrote de la COVID -19 durante este año, según los datos de la tercera oleada del informe ‘Consumo y compra dentro y fuera del hogar durante y después del COVID-19’, realizado por la asociación de fabricantes y distribuidores, AECOC Shopperview y la consultora 40dB.

Aun así, el 49 por 100 de los encuestados considera que este nuevo rebrote será leve y no serán necesarios nuevos confinamientos, mientras que el 44 por 100 sí cree que volverá a vivir el encierro impuesto por el Estado de Alarma de mediados de marzo.

A pesar de que la práctica totalidad de los españoles cree que la incidencia del virus volverá a crecer en los próximos meses, los consumidores se ven más capacitados para poder convivir con él. El 45 por 100 de los encuestados asegura que, ante nuevos brotes, tendrá menos miedo al contagio y que ha aprendido a protegerse mejor, mientras que el 57 por 100 cree que está preparado para sobrellevar adecuadamente nuevos confinamientos. La experiencia del primer confinamiento no solo ha permitido a los consumidores convivir mejor con la nueva situación, sino que, con una elevada probabilidad, minimizará la compra de acaparamiento que se produjo en los días previos al estado de alarma, en caso de un nuevo confinamiento.

Sin miedo al desabastecimiento

Tan solo el 27 por 100 de los encuestados afirma que volverá a comprar productos no perecederos para almacenar en casa, mientras que el 67 por 100 asegura que esta vez no tendrá miedo al desabastecimiento de las tiendas.

Según doña Rosario Pedrosa, responsable de Estrategia Comercial y Marketing de AECOC, “los consumidores comprobaron durante los días previos al estado de alarma cómo el suministro de supermercados e hipermercados estuvo siempre garantizado, a pesar de vivir situaciones excepcionales, con las compras de acaparamiento de los primeros días y el crecimiento imprevisto de algunas categorías, por lo que es previsible que, en caso de un nuevo confinamiento, la reacción de los compradores sea más racional y previsible”.

A pesar de la experiencia adquirida, ocho de cada diez consumidores cree que las tiendas deberían mantener los protocolos de seguridad hasta que haya una vacuna, y la mayoría mantendrá algunos hábitos que han adquirido durante el primer confinamiento: el 68 por 100 sigue con la idea de salir menos veces a hacer la compra, mientras que el 63 por 100 intenta pasar el menor tiempo posible en los establecimientos.

Sacrificados los visones de una granja por dar positivo a la COVID-19

 

Según ha informado Europa Press, lamentablemente no ha habido otra solución. El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha ordenado el sacrificio de los 92.700 visones ubicados en una explotación de La Puebla de Valverde (Teruel),  al dar algunos ejemplares de la explotación en la prueba de COVID-19 positivo. Bien entendido que  la empresa cumplía con todos los requerimientos en materia de sanidad animal.

El pasado 22 de mayo, la Dirección General de Calidad y Sanidad Alimentaria, perteneciente al Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, estableció la inmovilización cautelar de la mencionada granja cuando 7 de sus empleados dieron positivo a la prueba de la COVID – 19. Se le comunicaron las medidas relacionadas con la bioseguridad a seguir y la empresa también las ha cumplido.

Los primeros test se realizaron el dia 28 de mayo, siguiendo el protocolo establecido por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Con esta finalidad se seleccionó una muestra aleatoria de siete animales a los que se les realizó un test de RT-PCR en el Laboratorio de Referencia Nacional de Diagnóstico de Enfermedades en Animales del Ministerio, situado en Algete (Madrid). Los resultados se conocieron el 3 de junio y fueron negativos.

Segundo muestreo

No obstante,  el Gobierno de Aragón mantuvo la inmovilización y el  día 8 de junio se realizó un segundo muestreo, tomando 20 muestras de sueros e hisopos oro – faríngeos, rectales y exudados de órganos internos, resultando 1 positivo no concluyente frente a SARS-Cov-2.

El 22 de junio se realizó un tercer testeo en el que se seleccionó una muestra aleatoria de 30 ejemplares. Los resultados confirmaron cinco positivos, lo que equivalía al 16 por 100 de la muestra seleccionada. Con estos datos «estaba plenamente justificada la inmovilización«.

Antes de tomar una decisión relativa al sacrificio de los animales, que supondría un grave perjuicio económico para el titular de la explotación, el Departamento de Agricultura ordenó un cuarto muestreo de 90 ejemplares que se realizó el 7 de julio. Los resultados, que se conocieron el dia 13 de julio, resultaron positivos en 78 animales; es decir, el 86,67 por 100 de la muestra.

Como ya se ha indicado al principio de esta nota, ante los resultados mencionados, el Gobierno de Aragón ha establecido como medida preventiva el sacrificio de los 92.700 visones que actualmente existen en la explotación. El sacrificio obligatorio se ha ordenado en aplicación de lo establecido por la Ley de Sanidad Animal, que contempla la indemnización (Ley 8/2003 de 24 de abril de Sanidad Animal).