El Gobierno y los proyectos de producir carne cultivada

Como tantas veces lo hemos comentado en nuestro boletín, es imposible “poner puertas al campo” y así la carne cultivada que procede de la acción de biorreactores que generan la multiplicación y el crecimiento de células procedentes de animales dadores (que no deben ser sacrificados) se acerca a pasos agigantados al mercado; es decir, al plato el consumidor. Como comentamos oportunamente, Singapur se convirtió el pasado mes en el primer país en aprobar este tipo de alimento y en Europa se prevé que haya una regulación de esta naturaleza próximamente.

La empresa, denominada Biotech Foods, que está ubicada en San Sebastián, y dispone de una planta piloto de escalado de la carne cultivada en San Sebastián y ya trabaja en el diseño de una próxima de capacidad industrial. Ahora acaba de conseguir una subvención de la Comisión Europea correspondiente al programa Horizonte 2020 para su proyecto Meat4All de carne cultivada. En este caso, la ayuda es de 2,7 millones. Es la primera ocasión que el Ejecutivo comunitario financia un proyecto de carne cultivada, según la empresa.

En este marco, nuestro Ministerio de Ciencia, a través del CDTI, ha otorgado también a ocho empresas del sector agroalimentario y tecnológico 3,7 millones de euros para desarrollar la mencionada carne cultivada. El objetivo es que además de la carne cultivada se desarrollen grasas saludables e ingredientes funcionales, que permitan la obtención de productos cárnicos más saludables que la carne roja tradicional y reduzca la incidencia de cáncer de colon e hipercolesterolemia.

Según  se ha publicado, el proyecto español más avanzado, que se corresponde con la tecnología de la empresa vasca Biotech Foods, acaba de recibir financiación europea y también del Gobierno Español en un consorcio en el que participan reconocidos fabricantes de productos cárnicos como, por ejemplo, Argal y Martínez Somalo.

La producción de este tipo de carne (en el caso de Biotech Foods de origen porcino, pero puede ser también vacuno o de ave), comienza con la biopsia del músculo del animal, que luego se reproduce por cultivo celular hasta conseguir una masa cárnica –con la marca Ethica Meat– que puede utilizarse como materia prima para elaboraciones como salchichas, hamburguesas, albóndigas o embutidos.

La realidad es que esta actividad comienza a ser estratégica en muchos países por ser una proteína que puede ayudar a evitar la sobredimensión de la ganadería y que, como se ha comentado, no necesita del sacrificio del animal, en un contexto de población mundial creciente y más demandante de carne. El entorno empresarial también se está volviendo más competitivo, con casi 40 compañías desarrollando este tipo de alimento y alrededor de 300 millones en inversiones en el último año, según los datos de Biotech Foods.

Consulta pública de la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria)

El comité Científico de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha lanzado una consulta pública, abierta hasta el próximo 25 de febrero, en relación con su borrador de Opinión sobre sistemas para la evaluación del riesgo ambiental de múltiples factores estresantes en las abejas melíferas. El informe está basado en las denominadas “estrategias de seguimiento y modelado”.  El seguimiento se basaría en una red de colmenas centinela colocadas en zonas climáticas y paisajes representativos de la Unión Europea (U.E. – 27) que estarían conectadas a una plataforma para el almacenamiento y el análisis de datos

El sistema de modelado, denominado ApisRAM, que pretende simular una colonia de abejas melíferas con la mayor precisión posible, se basaría en los datos del sistema de seguimiento, es decir, de las colonias de abejas y de su entorno. El modelo estaría continuamente informado por nuevos conocimientos científicos de la investigación.

Finalmente, se destacan las lagunas relacionadas con la evaluación de riesgos ambientales. Deberán completarse para permitir que el enfoque basado en sistemas se implemente por completo.

Puntos clave del acuerdo entre la Unión Europea y el Reino Unido

Finalmente, la Unión Europea (la U.E. – 27) y Reino Unido llegaron en Bruselas a un acuerdo sobre las condiciones de su relación futura para evitar un Brexit duro a partir  del 31 de diciembre del pasado 2020, que es cuando el Reino Unido (RU) ha dejado voluntariamente de ser parte de la Unión Europea. Importante señalar que se considera este pacto como de competencia exclusiva de la Unión Europea, con pocos elementos de competencia nacional, lo que, sin duda, agilizará su ratificación porque no tendrá que ser ratificado por cada uno de los 27 parlamentos nacionales y será suficiente el visto bueno del Parlamento Europeo (PE).

El pacto ha resultado ser menos ambicioso de lo que la Unión Europea aspiraba, pero lo cierto es que permitirá una relación comercial sin cuotas ni tarifas a condición de que Londres asuma reglas igualitarias en materia de competencia y de otras salvaguardas.  Así, el mismo no se establece aranceles ni cuotas entre ambas partes para todas las mercancías. Esto es especialmente importante para bienes «sensibles», como es el caso, tantas veces mencionado en nuestro boletín, de los productos agrícolas o de los pesqueros.

Precisamente la pesca, fue un asunto clave durante la negociación, y, como es bien sabido, se convirtió en uno de los mayores escollos para lograr un acuerdo. Durante un periodo de transición de cinco años y medio, hasta junio de 2026, la Unión Europea transferirá un 25 por ciento del valor global de las capturas y posteriormente las partes pasarán a fijar las posibilidades de pesca en negociaciones anuales

Por su parte, los bienes tendrán que cumplir con las «reglas de origen», que tienen el objetivo de impedir que los productos de Países Terceros, que no tienen acuerdo de libre comercio con la Unión Europea, entren a la Unión Europea a través de Reino Unido para evitar aranceles y cuotas.

El acuerdo también posibilita la simplificación de los procedimientos aduaneros aunque, como el  Reino Unido ha abandonado la Unión Aduanera, los controles se aplicarán a todos los bienes comercializados.

En cuanto a los servicios financieros el acuerdo firmado no cubre este capítulo por lo que la City de Londres pierde el pasaporte que le permite operar en toda la Unión Europea con un acceso privilegiado.

El mencionado acuerdo entre la Unión Europea y el  Reino Unido también asegurará la continuidad de la conectividad aérea, vial y marítima.  En materia aérea, las aerolíneas británicas dejarán de poder operar vuelos comerciales dentro del espacio aéreo de la Unión Europea aunque sí podrán mantener las rutas que unan Reino Unido con destinos en la U.E. – 27. El pacto incluye así mismo disposiciones para garantizar que la competencia entre los operadores de ambas partes asegure «altos niveles» de seguridad en el transporte, los derechos de los trabajadores y los pasajeros y la protección al medio ambiente.

En lo que atañe a los desplazamientos de las personas, será competencia del Reino Unido determinar si los ciudadanos de la Unión Europea que vayan a visitar el país para estancias cortas tendrán que conseguir un visado. Los viajeros de corta duración procedentes de Reino Unido podrán visitar a los Estados de la Unión Europea durante 90 días en cualquier período de 180, según el Gobierno británico. Los turistas seguirán estando cubiertos por un plan de atención médica mutua en caso de emergencia.

En lo que atañe a las subvenciones, tanto la U.E. – 27 como el Reino Unido  mantendrán con independencia sus normas, pero si una de las partes considera que estas distorsionan o son perjudiciales para sus propias industrias, puede impugnar estas medidas ante un mecanismo de arbitraje independiente, con la posibilidad de que se imponga una compensación.

Un tema especialmente espinoso era el de Irlanda, que continua siendo miembro de la Unión Europea. Con el fin de evitar una frontera dura con ella, Irlanda del Norte se mantendrá alineada con muchas normas de la Unión Europea una vez ya no está en el Mercado único de la Unión Europea (lo que, sin duda alguna, genera una situación compleja, pero favorable a Irlanda del Norte).

De lo que no cabe duda es que desde el pasado 1 de enero la Unión Europea ha abierto un nuevo capítulo en su devenir y habrá que esperar unos meses para ver cómo la afecta realmente la retirada del Reino Unido (que, dicho sea de paso, nunca estuvo, emocionalmente hablando, totalmente integrada en la U.E.).

 

Cayeron las emisiones de GEI

De acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) generadas por el sector agrario y pesquero (ganadería, agricultura, pesca y selvicultura) registraron una reducción del 1,6 por 100 respecto del año 2018. Por esta razón, se situaron en casi 51 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (CO2e). Ello supone un 15,7 por 100 de las emisiones totales generadas por la economía española en el mencionado año 2019.

En el pasado año 2019, las emisiones totales de GEI alcanzaron la cifra de 323,2 millones de toneladas de CO2e; ello supuso un 5,7 por 100 menos que en el año 2018.. Todas las ramas de actividad, así como los hogares, registraron descensos más o menos acusados, salvo el transporte y almacenamiento no siguieron esta tendencia; sus emisiones aumentaron en un 2,1 por 100.

La realidad es que la industria manufacturera sigue siendo la que genera más emisiones de este tipo de gases: el 25 por 100 del total. No obstante las redujo el año pasado en un 5,8 por 100. Le siguen los hogares, con el 21,2 por 100 del total (es decir, -0,2 por 100 respecto a 2018) y el suministro de energía y agua (18 por 100del total (un -19,4 por 100 respecto al año anterior). Por su parte, transporte y el almacenamiento fueron los responsables del 14 por 100 del total de las emisiones de GEI.

Por su parte, el sector agrario, tantas veces demonizado y según el Instituto Nacional de Estadística (INE) si se consideran los distintos gases con efecto invernadero, nuestro sector es el menor emisor de dióxido de carbono (menos del 5 por 100 del total); 12,08 millones de toneladas de un total de 260 millones, pero si es el principal emisor de metano (emite casi el 64 por 100 del total) y de óxido nitroso (el 78 por 100 del total).

Debe hacerse mención aquí a que las emisiones del sector agrario (la agricultura, la ganadería, la selvicultura y la pesca) no han registrado una tendencia uniforme en los últimos años, aunque han bajado ligeramente desde el año 2017. En aquel año alcanzaron los 52 millones de toneladas de CO2e, en el año 2018 se situaron en 51,8 millones y en el año 2019 en 50,9 millones.

No cabe duda de que al sector agrario le queda aún un largo camino por recorrer en lo que se refiere a la reducción de la emisión de GEI.

 

El agua, protagonista

Por una parte, el Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha actualizado recientemente las Recomendaciones Dietéticas para la población española. Entre estas recomendaciones, se incluye el consumo diario de entre 1,5-2,5 litros de aguaademás de las de seguir una dieta saludable y sostenible, caracterizada por un predominio de alimentos de origen vegetal y un consumo moderado de alimentos de origen animal. 

Se insiste en que  el agua constituye un alimento esencial para la vida y salud, y no puede faltar en la dieta diaria. Según AESAN, el Agua Mineral Natural responde perfectamente a esa preocupación de los consumidores.

Según ha manifestado  la Secretaria General de ANEABE, doña Irene Zafra, “el agua mineral es un producto 100 por 100 natural, que llega al consumidor con las mismas características y propiedades que las que tiene en la naturaleza, que no necesita ni recibe ningún tratamiento químico para su consumo y que, además, se puede conocer su composición mineral con tan solo consultar el etiquetado impreso en cada botella”.

Por otra parte en un estudio realizado por la European Federation of Bottled Waters (EFBW) recogido por la consultora Global Data, que también señala que el agua envasada es la bebida no alcohólica más consumida, con un 48 por 100 del total; seguida de los refrescos, con un 39 por 100; zumos y néctares, con un 7 por 100 y las bebidas solubles con un 6 por 100.

En el mencionado estudio, realizado a consumidores europeos, en el que también se han analizado tendencias de consumo, se puede llegar a la conclusión de que la población de la Unión Europea está cada vez más comprometida con el cuidado de su alimentación, y se observa una clara tendencia hacia el consumo de productos naturales y de calidad, que les ayuden a mantener un estilo de vida sano. En concreto, el 57 por 100 de los consumidores ha evidenciado que en su decisión de compra influye significativamente que el producto tenga un claro impacto positivo en su salud y bienestar.

Por otra parte, también cabe destacar que el 44 por 100 de los consumidores valora en su decisión de compra los productos respetuosos con el medioambiente y que sean socialmente responsables.

La próxima PAC

La próxima PAC, que corresponde al periodo comprendido entre los años 2021 y 2027, estará dotada del orden de los 390.000 millones de euros. De ellos 47.724 millones corresponderán a España, una cifra que es muy similar a la que le correspondió en la PAC 2014 – 2020.

Este acuerdo se aprobó con el único voto en contra de Lituania y con las abstenciones de Bulgaria, Letonia y Rumanía. Con este resultado, el Consejo puede iniciar las negociaciones con el Parlamento Europeo para lograr su aprobación definitiva.

Una vez concluida la votación en el Parlamento, el Consejo, la Comisión y la Eurocámara deberán concluir la negociación de los reglamentos. La mencionada negociación debería estar concluida en el primer trimestre del próximo año 2021. Posteriormente deberá tener lugar el proceso de aprobación de los mencionados reglamentos y los Estados de la Unión Europea (EE.MM. de la U.E.) deberán concluir de establecer sus planes estratégicos nacionales. 

Se confía en que todo ello llegue al Diario Oficial de la Unión Europea en los primeros meses del próximo año.

 

El papel de las ingenieras agrónomas en el ámbito rural

 

Con motivo del Día Internacional de las Mujeres Rurales, que se celebra cada 15 de octubre, el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias resaltó el pasado jueves el papel de las ingenieras agrónomas en el ámbito rural.

“Tradicionalmente, las mujeres han estado ligadas a las explotaciones agrarias y a la industria agroalimentaria, especialmente en puestos de trabajo relacionados con la manipulación y el procesado de los alimentos, pero a pesar de estar cada vez más preparadas, en muchas ocasiones, tienen problemas para acceder a las cúpulas de dirección de las empresas, y aunque se reconoce formalmente su derecho a participar en ellas en condiciones de igualdad, siguen estando escasamente representadas”, señaló doña Elena Bermejo Martínez, vicepresidenta de la Comisión sobre Mujer en la Ingeniería Agronómica del Colegio, que añadió que “por otra parte, debido a los prejuicios existentes a la hora de considerar la capacidad de las mujeres en el ámbito de la tecnología, también se ha obviado su lugar en el desarrollo de la misma”.

La Comisión sobre Mujer en la Ingeniería Agronómica del Colegio de Agrónomos echó a andar a principios de este año con el objetivo de dar visibilidad a la presencia de las mujeres en esta rama de la ingeniería, donde hay grandes profesionales que trabajan con éxito en el desarrollo de proyectos, en la gestión empresarial, en las universidades y en las propias administraciones públicas.

De los cerca de 1.700 ingenieros agrónomos colegiados de la institución, el 24,4 por 100 son mujeres. De ellas, el 42,6 por 100 vive en el ámbito rural. “El trabajo de estas ingenieras es necesario para garantizar la sostenibilidad y el futuro tanto de las explotaciones agrarias como de muchos procesos de la industria agroalimentaria en la que se requiere profesionales especializados, con visión de futuro y con habilidades en la gestión y organización”, expuso doña Elena Bermejo.

La Comisión sobre la Mujer en la Ingeniería Agronómica también tiene como objetivo la promoción del estudio de esta ingeniería entre las niñas y jóvenes durante los distintos periodos de formación y enseñanza, como la presencia de las ingenieras agrónomas en el mundo del trabajo y las empresas, así como el de potenciar la labor que se realiza desde las organizaciones de mujeres de sectores relacionados con la agricultura y la alimentación.

 

Debate europeo sobre la denominación de los productos vegetales

El Parlamento Europeo debate la semana que viene la prohibición del uso de las denominaciones habituales de la carne y los elaborados cárnicos para la venta de productos vegetales que no contienen carne en su composición.

Desde la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice), la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (Anprogapor) y la plataforma Carne y Salud, se insta a los miembros del Parlamento Europeo a estudiar con la mayor atención el impacto y las consecuencias de la autorización de estos términos, lo cual fomentaría prácticas comerciales engañosas e injustas. Los alimentos obtenidos a partir de proteínas de origen vegetal son productos, por sus tecnologías de producción, ingredientes y cualidades nutricionales, totalmente diferentes a la carne y los derivados cárnicos, por lo que no se deben utilizar los mismos nombres para describirlos. El sector ganadero-cárnico español y europeo considera que permitir la nomenclatura tradicional de productos cárnicos en otros productos que no contienen carne crearía confusión en los consumidores ante productos de características y valores nutricionales completamente diferentes a los de la carne, pero que se quieren presentar con la misma denominación, aspecto y etiquetado.

Marketing desleal

Por otro lado, estas organizaciones defienden que la utilización de las denominaciones asociadas a los productos cárnicos supone la usurpación de una nomenclatura que la legislación establece que debe de usarse solamente para los productos de origen animal, e intenta utilizar estrategias de marketing desleales para conseguir ventajas en el mercado, apropiándose de denominaciones de prestigio y larga tradición gracias al trabajo de generaciones de ganaderos, industrias y carniceros europeos, y están arraigadas en el patrimonio cultural y gastronómico de nuestro Continente. Los productos de origen vegetal deberían buscar y utilizar sus propias denominaciones y características sin intentar inducir a los consumidores a pensar que son «equivalentes» a los productos cárnicos reales con los que pretenden mimetizarse.

Tal como explica Gustavo Samayoa, presidente de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI), “lo primordial es la claridad en los mensajes y no confundir al consumidor. Los consumidores demandamos un etiquetado transparente y entendible, que al mismo tiempo no induzca a error con mensajes confusos”.

 Por este motivo, Anice, Anprogapor y Carne y Salud quieren sumarse a la iniciativa del COPA-COGECA, la principal asociación de ganaderos y agricultores de Europa, y las demás organizaciones sectoriales europeas, en su campaña de comunicación “EstoNoEsUnFilete”, con la que se pretende mostrar a la sociedad las diferencias en la composición de los productos cárnicos en comparación con productos vegetales, así como la importancia de utilizar las denominaciones cárnicas exclusivamente con los productos elaborados a partir de la carne.

Eco – esquemas para una agricultura más sostenible

 

Es evidente que  los retos medioambientales a los que se enfrentan la agricultura y la ganadería europeas vinculadas a la actual realidad ambiental de los países meridionales son muy complejos y elevados. Por ello, tal y como se ha debatido en la reunión que ha tenido lugar en Zafra, el papel de los eco-esquemas es clave y constituyen un nuevo instrumento que permitirá incentivar prácticas agrícolas y ganaderas con un significativo mayor impacto beneficioso para el clima y el medio ambiente.

Entre las conclusiones a las que se ha llegado, como resultado de los debates, los participantes han coincidido en señalar que la propuesta de la futura Política Agrícola Común (PAC) refuerza sus aspectos medioambientales y climáticos, contemplados en la denominada “arquitectura verde”. Esta circunstancia genera oportunidades para el sector agroganadero, además de ofrecer respuesta a las expectativas de los consumidores y de los ciudadanos europeos.

El nuevo modelo de gobernanza que se propone en la reforma, orientado a resultados, permitirá analizar significativamente mejor las necesidades realmente existentes y promoverá la programación de intervenciones beneficiosas para el medio ambiente

Por otra parte, el nuevo modelo debe permitir atender las especificidades de las diferentes agriculturas que conforman el mapa europeo y, al mismo tiempo, garantizar que se preserva el carácter común de la PAC. Además, es necesario asegurar en los futuros planes estratégicos de la nueva PAC el equilibrio y la coherencia entre todas las intervenciones medioambientales.

Asimismo, se ha puesto de manifiesto la relevancia de los eco – esquemas como instrumento incentivador para que los productores avancen hacia un sistema agrario más sostenible, más competitivo y capaz de responder a las demandas de los ciudadanos.

Además, los eco  -esquemas deben remunerar las prácticas que vayan más allá de los requisitos mínimos medioambientales de la Unión Europea y deben ser flexibles para que den cabida a las diferentes realidades productivas comunitarias, sin generar una excesiva carga administrativa.

Ágora Top Gan organiza el 21 de octubre una mesa redonda virtual sobre los mercados del pavo, huevo de consumo y productos vegetales alternativos

La situación actual, condicionada por la COVID – 19, de los mercados interior y exterior del pavo, del huevo para consumo y los productos de base vegetal será debatida el próximo 21 de octubre  en una mesa redonda virtual organizada por Ágora Top Gan en colaboración con el Grupo Asís Biomedia s.l.

La inscripción en el encuentro virtual es gratuita en el siguiente enlace: https://jornadas.agoratopgan.com/jornada-topgan-octubre-2020.html

La mesa redonda virtual, titulada “Los mercados interior y exterior del sector del pavo de carne, del sector huevo para consumo y del sector de los productos vegetales alternativos a productos de origen animal” se iniciará a las 18 horas.

En la misma participará el profesor Carlos Buxadé, catedrático de Producción Animal, Profesor Emérito de la Universidad Politécnica de Madrid y actualmente profesor de la Universidad Alfonso X el Sabio, que actuará de moderador y hablará sobre “la importancia de los distintos mercados”; también intervendrán doña Maite González Ruiz, experta en mercados pecuarios; don Enrique Díaz Yubero, Director General de INPROVO y don Jorge López Atienza, Director de operaciones en Zyrcular Foods.

Jornadas técnicas y divulgativas

Ágora Top Gan organiza con carácter periódico jornadas técnico-divulgativas  dirigidas al sector agrario y ganadero que cuentan con una alta carga formativa, informativa y también de opinión.

A lo largo de este año 2020, se han llevado a término tres mesas redondas virtuales y una jornada presencial.