El papel de las ingenieras agrónomas en el ámbito rural

 

Con motivo del Día Internacional de las Mujeres Rurales, que se celebra cada 15 de octubre, el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Centro y Canarias resaltó el pasado jueves el papel de las ingenieras agrónomas en el ámbito rural.

“Tradicionalmente, las mujeres han estado ligadas a las explotaciones agrarias y a la industria agroalimentaria, especialmente en puestos de trabajo relacionados con la manipulación y el procesado de los alimentos, pero a pesar de estar cada vez más preparadas, en muchas ocasiones, tienen problemas para acceder a las cúpulas de dirección de las empresas, y aunque se reconoce formalmente su derecho a participar en ellas en condiciones de igualdad, siguen estando escasamente representadas”, señaló doña Elena Bermejo Martínez, vicepresidenta de la Comisión sobre Mujer en la Ingeniería Agronómica del Colegio, que añadió que “por otra parte, debido a los prejuicios existentes a la hora de considerar la capacidad de las mujeres en el ámbito de la tecnología, también se ha obviado su lugar en el desarrollo de la misma”.

La Comisión sobre Mujer en la Ingeniería Agronómica del Colegio de Agrónomos echó a andar a principios de este año con el objetivo de dar visibilidad a la presencia de las mujeres en esta rama de la ingeniería, donde hay grandes profesionales que trabajan con éxito en el desarrollo de proyectos, en la gestión empresarial, en las universidades y en las propias administraciones públicas.

De los cerca de 1.700 ingenieros agrónomos colegiados de la institución, el 24,4 por 100 son mujeres. De ellas, el 42,6 por 100 vive en el ámbito rural. “El trabajo de estas ingenieras es necesario para garantizar la sostenibilidad y el futuro tanto de las explotaciones agrarias como de muchos procesos de la industria agroalimentaria en la que se requiere profesionales especializados, con visión de futuro y con habilidades en la gestión y organización”, expuso doña Elena Bermejo.

La Comisión sobre la Mujer en la Ingeniería Agronómica también tiene como objetivo la promoción del estudio de esta ingeniería entre las niñas y jóvenes durante los distintos periodos de formación y enseñanza, como la presencia de las ingenieras agrónomas en el mundo del trabajo y las empresas, así como el de potenciar la labor que se realiza desde las organizaciones de mujeres de sectores relacionados con la agricultura y la alimentación.

 

Debate europeo sobre la denominación de los productos vegetales

El Parlamento Europeo debate la semana que viene la prohibición del uso de las denominaciones habituales de la carne y los elaborados cárnicos para la venta de productos vegetales que no contienen carne en su composición.

Desde la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (Anice), la Asociación Nacional de Productores de Ganado Porcino (Anprogapor) y la plataforma Carne y Salud, se insta a los miembros del Parlamento Europeo a estudiar con la mayor atención el impacto y las consecuencias de la autorización de estos términos, lo cual fomentaría prácticas comerciales engañosas e injustas. Los alimentos obtenidos a partir de proteínas de origen vegetal son productos, por sus tecnologías de producción, ingredientes y cualidades nutricionales, totalmente diferentes a la carne y los derivados cárnicos, por lo que no se deben utilizar los mismos nombres para describirlos. El sector ganadero-cárnico español y europeo considera que permitir la nomenclatura tradicional de productos cárnicos en otros productos que no contienen carne crearía confusión en los consumidores ante productos de características y valores nutricionales completamente diferentes a los de la carne, pero que se quieren presentar con la misma denominación, aspecto y etiquetado.

Marketing desleal

Por otro lado, estas organizaciones defienden que la utilización de las denominaciones asociadas a los productos cárnicos supone la usurpación de una nomenclatura que la legislación establece que debe de usarse solamente para los productos de origen animal, e intenta utilizar estrategias de marketing desleales para conseguir ventajas en el mercado, apropiándose de denominaciones de prestigio y larga tradición gracias al trabajo de generaciones de ganaderos, industrias y carniceros europeos, y están arraigadas en el patrimonio cultural y gastronómico de nuestro Continente. Los productos de origen vegetal deberían buscar y utilizar sus propias denominaciones y características sin intentar inducir a los consumidores a pensar que son «equivalentes» a los productos cárnicos reales con los que pretenden mimetizarse.

Tal como explica Gustavo Samayoa, presidente de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI), “lo primordial es la claridad en los mensajes y no confundir al consumidor. Los consumidores demandamos un etiquetado transparente y entendible, que al mismo tiempo no induzca a error con mensajes confusos”.

 Por este motivo, Anice, Anprogapor y Carne y Salud quieren sumarse a la iniciativa del COPA-COGECA, la principal asociación de ganaderos y agricultores de Europa, y las demás organizaciones sectoriales europeas, en su campaña de comunicación “EstoNoEsUnFilete”, con la que se pretende mostrar a la sociedad las diferencias en la composición de los productos cárnicos en comparación con productos vegetales, así como la importancia de utilizar las denominaciones cárnicas exclusivamente con los productos elaborados a partir de la carne.

Eco – esquemas para una agricultura más sostenible

 

Es evidente que  los retos medioambientales a los que se enfrentan la agricultura y la ganadería europeas vinculadas a la actual realidad ambiental de los países meridionales son muy complejos y elevados. Por ello, tal y como se ha debatido en la reunión que ha tenido lugar en Zafra, el papel de los eco-esquemas es clave y constituyen un nuevo instrumento que permitirá incentivar prácticas agrícolas y ganaderas con un significativo mayor impacto beneficioso para el clima y el medio ambiente.

Entre las conclusiones a las que se ha llegado, como resultado de los debates, los participantes han coincidido en señalar que la propuesta de la futura Política Agrícola Común (PAC) refuerza sus aspectos medioambientales y climáticos, contemplados en la denominada “arquitectura verde”. Esta circunstancia genera oportunidades para el sector agroganadero, además de ofrecer respuesta a las expectativas de los consumidores y de los ciudadanos europeos.

El nuevo modelo de gobernanza que se propone en la reforma, orientado a resultados, permitirá analizar significativamente mejor las necesidades realmente existentes y promoverá la programación de intervenciones beneficiosas para el medio ambiente

Por otra parte, el nuevo modelo debe permitir atender las especificidades de las diferentes agriculturas que conforman el mapa europeo y, al mismo tiempo, garantizar que se preserva el carácter común de la PAC. Además, es necesario asegurar en los futuros planes estratégicos de la nueva PAC el equilibrio y la coherencia entre todas las intervenciones medioambientales.

Asimismo, se ha puesto de manifiesto la relevancia de los eco – esquemas como instrumento incentivador para que los productores avancen hacia un sistema agrario más sostenible, más competitivo y capaz de responder a las demandas de los ciudadanos.

Además, los eco  -esquemas deben remunerar las prácticas que vayan más allá de los requisitos mínimos medioambientales de la Unión Europea y deben ser flexibles para que den cabida a las diferentes realidades productivas comunitarias, sin generar una excesiva carga administrativa.

Ágora Top Gan organiza el 21 de octubre una mesa redonda virtual sobre los mercados del pavo, huevo de consumo y productos vegetales alternativos

La situación actual, condicionada por la COVID – 19, de los mercados interior y exterior del pavo, del huevo para consumo y los productos de base vegetal será debatida el próximo 21 de octubre  en una mesa redonda virtual organizada por Ágora Top Gan en colaboración con el Grupo Asís Biomedia s.l.

La inscripción en el encuentro virtual es gratuita en el siguiente enlace: https://jornadas.agoratopgan.com/jornada-topgan-octubre-2020.html

La mesa redonda virtual, titulada “Los mercados interior y exterior del sector del pavo de carne, del sector huevo para consumo y del sector de los productos vegetales alternativos a productos de origen animal” se iniciará a las 18 horas.

En la misma participará el profesor Carlos Buxadé, catedrático de Producción Animal, Profesor Emérito de la Universidad Politécnica de Madrid y actualmente profesor de la Universidad Alfonso X el Sabio, que actuará de moderador y hablará sobre “la importancia de los distintos mercados”; también intervendrán doña Maite González Ruiz, experta en mercados pecuarios; don Enrique Díaz Yubero, Director General de INPROVO y don Jorge López Atienza, Director de operaciones en Zyrcular Foods.

Jornadas técnicas y divulgativas

Ágora Top Gan organiza con carácter periódico jornadas técnico-divulgativas  dirigidas al sector agrario y ganadero que cuentan con una alta carga formativa, informativa y también de opinión.

A lo largo de este año 2020, se han llevado a término tres mesas redondas virtuales y una jornada presencial.

 

La demografía rural o el envejecimiento poblacional progresivo

 

Exponía esta cuestión hoy altamente preocupante, el catedrático de la E.T.S.I.A.A.B. de la Universidad Politécnica de Madrid, el Dr. Jaime Lamo de Espinosa, en su magistral lección de apertura del curso académico 2020 – 2021 de todas las Universidades Españolas, cuando abordó el tema del progresivo envejeciendo de la población rural, utilizando el término “invierno demográfico”.

Dijo así: «y este vaciamiento se agravará si pensamos que la población que queda es de edad muy avanzada.  Somos  el país de la Unión Europea con la mayor esperanza de vida al nacer: 83  años. Sí. En España ya hay casi 9 millones de mayores de 65 años, una de cada cinco personas.  Y tenemos más abuelos que nietos.

Pero este envejecimiento aparece más concentrado en los pequeños municipios rurales. Aquí superan los 65 años,  uno de cada cuatro, en los de menos de 5.000 habitantes. Y casi el 15 por 100, también, alcanza los 80 años.

Estas edades pronostican una reducción demográfica próxima de alta intensidad. Mientras que en las ciudades de más de 50.000 habitantes, su número se mantiene cuasi constante.  

Y como se van los que tienen fuerza de trabajo a otros lugares de España o fuera – recordemos la emigración de los años 60-  esos municipios están sometidos de modo acentuado a lo que denomina Michel Schooyans  el «invierno demográfico»: baja o nula natalidad, alta mortalidad, emigración, crecimiento vegetativo negativo, densidad decreciente, etc.  La población española hoy solo crece por la inmigración…Nacen hoy menos españoles que a finales del XVIII o que durante la Guerra Civil. Fue profético Michel Rocard cuando en 1989 nos anunció: la mayor parte de los estados de Europa llevan camino de suicidarse por la demografía.

Estamos, pues, ante una demotanasia notable».

Recordemos aquí que el término demotanasia se refiere a un proceso por el que debido a acciones políticas o a la omisión de las mismas, se provoca la desaparición de la población de un territorio (en este caso, del “mundo rural español”).

El fallo del Órgano de Apelación de la Organización Mundial del Comercio

Este fallo tiene una enorme importancia para la Unión Europea. En efecto, El Órgano de Apelación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) falló hace unos días a favor de la Unión Europea (U.E. – 27) y de Airbus en lo referente a su largo conflicto con su competidora Boeing. La OMC ha concluido que los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) han aportado subsidios de apoyo a la compañía estadounidense contrarios a la normativa internacional.

Así, el mencionado órgano de la OMC ha dictaminado que Washington ha mantenido diversas ayudas y subsidios a Boeing, pese a que en el año 2012 el organismo internacional con sede en Ginebra (Suiza) ya consideró que este tipo de medidas habían distorsionado el mercado, perjudicando gravemente las ventas de Airbus en diversas campañas comerciales en todo el mundo.

Además, la OMC ha dado la razón a la Unión Europea en su acusación de que Boeing se sigue beneficiando del subsidio FSC/ETI, cuya retirada ya se había ordenado en los primeros años del contencioso, y ha desestimado todos los argumentos presentados por EE.UU. en la actual fase de apelación.

Rechazo de Boeing

Por su parte, Boeing ha asegurado en un comunicado que apoyará a Estados Unidos (EE.UU.) y al estado de Washington, para cumplir plenamente con el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en su contra. Boeing ha precisado, en un comunicado, que la OMC ha rechazado todas las acusaciones de subvenciones ilegales a la compañía con una única excepción: un impuesto sobre negocios y actividades, llamado «business and occupancy tax» o B&O, del Estado de Washington. Boeing ha asegurado también que «se comprometió desde el principio de este caso a cumplir con las decisiones de la OMC y el tema del impuesto B&O no será una excepción» (a señalar que  Los expertos comunitarios barajaban que las sanciones a los EE.UU. se elevarían a 20.000 M€, pero apenas han llegado a 3.400 M€ (4.000 M$).

Por su parte la compañía Airbus considera que ha ganado «una importante batalla» en su contencioso con Boeing. Airbus inició el contencioso en el año 2005, argumentando que ciertos incentivos fiscales de Washington a la empresa estadounidense y la aplicación de otras medidas, tales como el acceso a instalaciones, equipamiento y personal estatal, incumplían plenamente las normativas internacionales de comercio.

Las estimaciones del daño sufrido por Airbus por ese dispositivo de subvenciones a Boeing se sitúan entre 15.000 y 20.000 millones de dólares.

Ahora, una vez conocida la sentencia Airbus ha avisado de que si su rival y Estados Unidos desoyen sus obligaciones, la Unión Europea (UE) podrá aplicar sanciones de «miles de millones» de dólares. No obstante, hay que recordar que en octubre pasado, EEUU ganó un contencioso similar por las ayudas que la Unión Europea concedía al fabricante de aviones Airbus. En aquel momento, la OMC dictaminó que los Estados Unidos podían poner aranceles por un importe de 7.500 M€ (ello significa que la balanza de medidas de retorsión permitidas a cada bloque daría un resultado a favor de EEUU de 4.100 M€.).

Luego y de momento, ha sido una victoria mucho menos contundente de lo que esperaba la Unión Europea. A pesar de ello, algunas de nuestras organizaciones agrarias, como, por ejemplo, AVA-ASAJA ya han pedido al Gobierno español y a las autoridades de la U.E. que aprovechen esta decisión favorable de la OMC para negociar con los EE.UU. la retirada de las mencionadas barreras comerciales a los productos agrarios y que lo hagan rápido, antes de que se celebren las elecciones presidenciales en EE.UU. que están previstas para el próximo día 3 de noviembre.

La cucaracha

Hace unos quince días, exactamente el 21 de septiembre, fue el Día Mundial del Alzheimer. Un día señalado en mi casa puesto que mi padre murió por ello tras 10 intensos años de enfermedad. Los primeros años, más allá del duro momento en que dejó de reconocernos a los de casa, fueron buenos y tengo que reconocer que en esos largos primeros años llegué a conocer la faceta alegre de un hombre, mi padre, cuya vida hasta casi los 80 años estaba dedicada en pleno al trabajo. Menudas tardes nos pasábamos escuchando sus canturriadas.

Al final de su vida, la enfermedad mostró su peor cara y hasta las pequeñas cosas del día a día eran una auténtica tortura y así, ante su reducida movilidad, llegó un momento en el que tuve que recurrir a la música para animarle a que se levantase de la cama y poder acercarlo hasta la ducha (¡ducha-lucha, decía él!). Era entonar la canción de la Cucaracha y sus piernecillas se ponían en marcha en dirección hacia la ducha. Por el contrario, sin Cucaracha, no había forma de levantarlo.

Por otra parte, estas semanas, el sector agrario estatal anda preguntándose sobre la falta de logros de las movilizaciones y tractoradas del mes de febrero y muestra signos de resignación ante la inacción de un ministerio que no acaba de dar los pasos necesarios para impulsar, con todos sus resortes, el proyecto de reforma de Ley de la Cadena Alimentaria que el sector productor necesita como agua de mayo.

Reconozcamos que la tesitura actual y con la que está cayendo en muchos otros sectores económicos y con gran parte de la población asustada por la pandemia y con el bolsillo compungido,  no es el momento para grandes alharacas pero no es menos cierto que el sector primario viene arrastrando muchas décadas, siendo generoso, una serie de problemas estructurales que le impiden constituirse en un sector económico rentable y lo que es más penoso, un sector atractivo para las nuevas generaciones.

Pues bien, uno de los principales objetivos de la política agraria común europea es equiparar la renta agraria a la renta media del conjunto de la población, cuestión harto difícil si tenemos en cuenta que según los datos oficiales del propio ministerio, la renta agraria española (incluidas las ayudas y subvenciones) alcanza únicamente el 70% de la renta media española y que, lamentablemente, si prescindiésemos de las denostadas ayudas y subvenciones se vería reducida al 35% de la renta media. Como verá, solo con tener en cuenta este par de datos, es más que evidente que la falta de rentabilidad es uno de los problemas estructurales de nuestro sector primario pero no conviene olvidar que todo esto ocurre en el seno de una cadena alimentaria, aquella que va desde el campo hasta las estanterías de los comercios, que sí genera el valor suficiente. 

La cuestión principal en este momento, además de ser capaces entre todos los eslabones de generar un mayor valor añadido para nuestra producción primaria, es cómo repartir de una forma más justa y equitativa el valor resultante entre todos los miembros de la cadena misma. Al igual que ocurre con la injusta, desigual e insostenible distribución de los alimentos donde millones de personas, en 2018 según la FAO había 820 millones, inmersas en la mayor de las hambrunas, eso sí, habitantes de determinados países, conviven con  otra gran parte de la población mundial, eso sí, en otros países diferentes del grupo anterior, que vive en un mundo donde no falta qué llevar al plato, despilfarra el 30% de los alimentos y además, acusa los graves problemas de salud generados por una mala alimentación con la obesidad como exponente más grave.

Pues bien, como decía la actual cadena alimentaria genera el suficiente valor añadido como para, de ser redistribuido de una forma más equitativa, proporcionar rentabilidad para todos los eslabones que la conforman. Por ello, es más necesario que nunca que el Ministerio y el conjunto de los partidos políticos presentes en el Congreso, sean audaces y valientes adoptando una serie de medidas encaminadas a equilibrarla y hacerla más sostenible en el tiempo.

Dotar de transparencia a todas las transacciones que se dan entre eslabones, establecer criterios y referencias claras y objetivas en el momento de establecer los costes de producción y referencias objetivas adaptadas a cada sector y zonas geográficas, etc.; eliminar las prácticas desleales, dotar a las Ops, consejos reguladores y otras entidades de un mayor poder para fijar referencias, regular producciones, etc. En fin, multitud de cuestiones. 

Soy consciente de la dificultad del empeño, que cada una de las explotaciones es un mundo y que cada una de ellas tiene su propio escandallo costes como ocurre en los siguientes eslabones (industria, logística, comercio, distribución, etc.) pero ello no puede ser óbice para que desistamos del empeño, sigamos amparando una cadena alimentaria que entre, rentabilidades ínfimas y desigualmente repartidas y, por qué no, rentabilidades inexistentes,  consolida un sistema alimentario donde los productores viven en una agonía perpetua.

La competitividad del campo, sin pecar de ingenuidad, frente a lo que parecen abogar algunas voces de asociaciones, cooperativas y/o empresas del sector, no puede sustentarse en los precios ínfimos y en la venta a pérdidas porque siempre habrá alguien, más al sur, que produzca más barato que nosotros.

En conclusión, necesitamos de un mayor y más fuerte impulso a la reforma de la Ley de Cadena Alimentaria y un actitud comprometida del Ministerio, habituado a ser condescendiente con los eslabones más poderosos, la industria y la distribución, para con los agricultores y para ello el campo necesita que el ministro de Agricultura, Luis el Plano se ponga al frente, supere inercias,  forzar voluntades rebeldes y liderar los cambios que demanda el campo.

Quizás, teniendo en cuenta la experiencia personal con mi padre, sería aconsejable que los dirigentes de las organizaciones agrarias vayan aprendiéndose la letra de La Cucaracha para así movilizar al inmóvil Luis.

Xabier Iraola Agirrezabala

Editor en Kanpolibrean.
Blog sobre la granja y el mundo alimentario

 

La lideresa

Cada vez que se celebran elecciones, bien nivel vasco bien español, surgen voces del sector agrario que apuntan la necesidad de que el sector primario cuente con voz propia en el consejo y, consiguientemente, departamento propio que proporcione al sector primario la visibilidad que, actualmente, le falta.

El Gobierno Vasco ha contado con Departamento agrario propio en sus inicios con los míticos Félix Ormazábal y José Manuel Goikoetxea (en cuyo honor pronto se publicará un libro), posteriormente, estuvo bajo el manto de Industria, con Javier Retegi de consejero, para luego volver a contar con voz propia tanto con Iñaki Gerenabarrena como con Gonzalo Sáenz de Samaniego para, en estos últimos dos ejecutivos, estar bajo Desarrollo Económico con Arantza Tapia al frente.

Al parecer, actualmente, la lucha por la voz propia parece implanteable y, por ello, tan asumido está el tema que hasta en el propio sector el debate se circunscribe a si vamos integrados en el área económica o si vamos integrados en el área ambiental. Como diría aquel, si vamos con la pasta y con aquellos que generan actividad económica o si por el contrario, vamos con aquellos que velan por la ortodoxia verde.

Pues bien, en nuestro caso, en el Gobierno Vasco, el Lehendakari Iñigo Urkullu ha roto todos los esquemas e integrado en un mismo Departamento el área económica, con Agricultura en su seno, y el área ambiental con el objetivo de que la sostenibilidad trascienda al conjunto del Departamento y con ello al conjunto de la economía vasca en línea con lo que apunta el Pacto Verde Europeo recientemente aprobado.

La consejera, Arantza Tapia, según sus detractores y/o adversarios, la imagen más identificable con la visión desarrollista y con los planteamientos empresariales, vuelve a liderar, una vez más, un macro departamento con dos patas bien diferenciadas (desarrollo económico y medio ambiente), pero que no tienen más remedio que caminar de la mano y demostrar así, que la sostenibilidad de la sociedad vasca debe asentarse en una sostenibilidad medioambiental, económica y social, sin dejar huérfana ninguna de las tres patas sobre las que debe pivotar la sostenibilidad.

El sector primario vasco lanzó señales inequívocas, tanto en los previos como en la propia campaña electoral, que necesitaba de un alineamiento de las políticas agropecuarias y las políticas ambientales, que se concediese a los agricultores, ganaderos y forestalistas, verdaderos gestores del 90 por 100 del territorio, el tratamiento que requieren y más concretamente, en cuanto a la organización administrativa, se planteaba la oportunidad de aunar el área de Patrimonio Natural (espacios naturales protegidos, red natura 2000, normativa de medio natural, etc.) junto con el primer sector. Ya lo dice mi amigo Eduardo Moyano, Profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el área de Ciencias Sociales, al diferenciar el medio ambiente “verde” referido al Patrimonio Natural, del medio ambiente “azul” referido al medio marino y del medio ambiente “marrón” con el que se refiere a facetas más ligadas al ámbito urbano, cuando plantea que parece razonable la gestión de agricultura y medio ambiente verde desde un mismo departamento, en aras a facilitar la coordinación entre ellos.  

Al parecer, el mensaje caló entre los dirigentes y así, contamos con un departamento que aúna las dos almas, la económica y la medioambiental en su seno, cuestión que ha levantado ampollas en el movimiento naturalista que opina que Urkullu, en un planteamiento inaceptable para ellos, ha puesto a la loba a cuidar de sus ovejas. Personalmente, quisiera ser más prudente en el momento de valorar los logros del lobby primario y pensar que la integración de ambas políticas en un mismo departamento, al menos del medio ambiente “completo”, viene más dada por las consecuencias políticas de la mala gestión del consejero Iñaki Arriola en Zaldibar. Aun así, bienvenida sea.

Personalmente, soy sabedor de la capacidad de trabajo de la consejera Tapia, una persona trabajadora impenitente, eficaz y acostumbrada a decidir pero que también sabe escuchar, que cuenta con un equipo  primario capacitado liderado por el Viceconsejero Bittor Oroz (donde apuntan pocas novedades) y con un equipo ambiental liderado por la Viceconsejera Amaia Barredo (proveniente del área primaria de anteriores ejecutivos)  que, al parecer, ha conformado un equipo con la sensibilidad agraria necesaria para alinear la maquinaria ambiental en la buena senda. Veremos si las buenas impresiones iniciales se conforman y consolidan con el tiempo.

Ahora bien, ahora que no nos oye nadie y con la libertad que me proporciona no contar para cargo alguno, le confieso, estimado lector, que yo personalmente hubiese impulsado un planteamiento algo diferente con un departamento que integrase las política alimentaria (desde la faceta productiva, la industria agroalimentaria y  la política de consumo) y la política de Territorio Rural (desde las políticas de Desarrollo Rural, las políticas de Medio Natural hasta las políticas de ordenación territorial, tan necesarias para preservar la tierra agraria) con voz propia en el Consejo de Gobierno y con mayor visibilidad ante el conjunto de la sociedad vasca.

A lo dicho, un comienzo prometedor.

Xabier Iraola Agirrezabala

Editor en Kanpolibrean.
Blog sobre la granja y el mundo alimentario

 

Prof. Jaime Lamo de Espinosa: consideraciones acerca de la España vaciada

 

El Catedrático, Prof. Dr. Jaime Lamo de Espinosa fue el encargado, en presencia de su Majestad, el Rey Felipe VI y de otras muchas autoridades, de dictar la lección de apertura del curso académico 2020-2021 de todas las Universidades españolas. Entre los muchos e interesantes temas que abordó el profesor a lo largo de la mencionada lección, queremos hoy destacar aquí, por su enorme actualidad e importancia, una parte de lo que expuso acerca de la «España vaciada”. 

Disertó así: «en gran parte de Europa, en España, Francia, Italia, etc. los pueblos desaparecen, son  abandonados o caminan hacia su extinción. Es la «España vacía» de Sergio del Molino o la «España vaciada».

La población española ha crecido en un 38 por 100 en estos últimos 50 años. Pero al tiempo e inversamente, se ha intensificado el proceso de despoblación geográfica en la última década. Desde 2001, nueve de nuestras 17 Comunidades Autónomas decrecen. Y  de los 8.000 municipios que hay en España, 5.000  han perdido un 63 por 100 de población.

Son pueblos llenos de adioses de los que se fueron…

Y no son los últimos. El INE asegura  que más de la mitad, de los municipios de toda España  están amenazados de «extinción demográfica». Sí, un  80 por 100 de pueblos de 14 provincias están actualmente en ese riesgo.

Y a este grave problema hay que añadir los derivados de la baja densidad de población, que dificultan la prestación de servicios básicos. La densidad media en España es de 93 habitantes/km2, frente a  la media europea que se sitúa en los 120 habitantes/km2.

Aún peor, casi 4.000 municipios suman una densidad inferior a los 12,5 habitantes/km2, el umbral que la UE considera como de «riesgo demográfico».

En lo que llamamos la Serranía Celtibérica, que, ya en 1863, Fermín Caballero , denominó como  «cordillera celtibérica», los profesores  Francisco y Pilar Burillo de la Universidad de Zaragoza  nos dicen que estamos en una  densidad  por  debajo  de  los  8  habitantes/km2.  Con  razón,  esa  Serranía  es llamada ya la Laponia del Sur.

Y lo más grave es que dicha Serranía  solo tiene  4 municipios por encima de 10.000 habitantes (Cuenca, Soria, Teruel y Calatayud), mientras que en el resto de España hay 752.  Y su  área más paradigmática puede ser el viejo Señorío de Malina de Aragón que Burillo  define como el «epicentro del mayor desierto demográfico de Europa».

Y este vaciamiento se agravará si pensamos que la población que queda es de edad muy avanzada.  Somos  el país de la UE con la mayor esperanza de vida al nacer: 83  años. Sí. En España ya hay casi 9 millones de mayores de 65 años, una de cada cinco personas.  Y tenemos más abuelos que nietos.

Pero este envejecimiento aparece más concentrado en los pequeños municipios rurales. Aquí superan los 65 años,  uno de cada cuatro, en los de menos de 5.000 habitantes. Y casi el 15por 100, también, alcanza los 80 años. Estas edades pronostican una reducción demográfica próxima de alta intensidad. Mientras que en las ciudades de más de 50.000 habitantes, su número se mantiene cuasi constante.  

Y como se van los que tienen fuerza de trabajo a otros lugares de España o fuera – recordemos la emigración de los años 60-  esos municipios están sometidos de modo acentuado a lo que denomina Michel Schooyans  el «invierno demográfico» . Baja o nula natalidad, alta mortalidad, emigración, crecimiento vegetativo negativo, densidad decreciente, etc.  La población española hoy solo crece por la inmigración…Nacen hoy menos españoles que a finales del XVIII o que durante la Guerra Civil. Fue profético Michel Rocard cuando en 1989 nos anunció: La mayor parte de los estados de Europa llevan camino de suicidarse por la demografía».

Estamos, pues, ante una demotanasia notable.

La Peste Porcina Africana (PPA) avanza en Alemania

En el momento de escribir estas líneas ya hay 29 casos de peste porcina africana confirmados en Alemania. Todos ellos tienen como protagonista a jabalíes localizados en la región de Brandenburgo, al este de la República Federal de Alemania.

La ministra alemana de Agricultura, la señora Julia Klöckner, aseguró el pasado día 21 de septiembre, al término de la reunión de los ministros de Agricultura de la Unión Europea (U.E. – 27), en la que se trató el asunto, que el área geográfica en la que se ubican estos casos sigue siendo “limitada y subrayó que hasta el presente no se ha visto afectado por la enfermedad ningún cerdo doméstico.

La ministra  insistió en que las autoridades alemanas “trabajan activamente para contener la posible propagación” del virus y aplaudió el proyecto de la región de Brandenburgo de levantar un cierre en la frontera con Polonia (como hizo Francia cuando se detectaron casos de Peste Porcina Africana en Bélgica). Un equipo veterinario de urgencia de la Unión Europea se ha desplazado a la zona afectada como apoyo.

 

Embargo de China

A pesar de ello, Alemania sufre ya el embargo impuesto por varios países, en particular por China, a su carne de porcino. Su ministra ha pedido “que se mantenga la cooperación intensa en la lucha contra la enfermedad y para limitar sus efectos sobre la economía y en las relaciones comerciales con países terceros”. 

El comisario europeo de Agricultura, el señor  Janusz Wojciechowski, confirmó que, “en este ámbito, los problemas de Alemania son los problemas de toda la Unión Europea y de Europa”. Su colega de Sanidad y Seguridad Alimentaria, la señora Stella Kyriakides, insistió en que “todos estamos en el mismo barco” y aseguró que toda la Comisión Europea “seguirá haciendo todo lo posible para que nuestros socios comerciales comprendan y acepten las medidas de regionalización de la Unión Europea”.