Influencia de las condiciones climáticas sobre el ambiente ruminal en el toro de lidia

Lectura de los registros de pH y Tª ruminal a un toro de lidia (lector portátil).

Bolo intrarruminal para medida del pH y Tª ruminal y su aplicador.

Grafica de los valores de pH y Tª ruminal.

 

A lo largo de su vida el ganado de lidia, máximo exponente de la ganadería bovina extensiva, permanece en libertad en la dehesa, sin protección o alojamiento artificial alguno y sujeto a un esfuerzo de adaptación a las inclemencias meteorológicas.

La zona de termoneutralidad, o aquella zona en la que el animal no tiene que poner en marcha mecanismos de termorregulación se sitúa entre -5 °C y los 25 º C (ALDAZ et al.,1997).

Para hacer frente a condiciones climatológicas adversas los animales modifican sus mecanismos fisiológicos y de comportamiento, al objeto de mantener su temperatura corporal dentro de un rango normal. Bajo condiciones extremas de frío o de calor, es posible observar alteraciones en el consumo del alimento y en el comportamiento que, incluso, podrían tener una influencia directa sobre el ambiente ruminal.

La Consejería de Agricultura y Ganadería y Desarrollo Rural, a través del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL), en colaboración con la empresa Garcisan Distribuciones S.L., ha llevado a cabo un trabajo de investigación monitorizando las condiciones ruminales para estudiar como las condiciones climáticas afectan a los parámetros del pH y de la temperatura ruminal.

El mencionado trabajo de investigación se fundamenta en la aplicación de una sonda interna sin cables (concretamente de la sonda SmaXtec animal care sales GmbH, Graz, Austria). La misma registra valores de pH (0-14 ± 0,2 unidades) y de la temperatura (25ºC – 50ºC ± 0,2ºC) cada 10 minutos, durante todo el periodo experimental de medición (23 días).

Los datos de la temperatura, la humedad relativa, la precipitación y la velocidad del viento, han sido proporcionados por la AEMET (Agencia Estatal de Meteorología).

Para el estudio del efecto conjunto de los parámetros meteorológicos sobre los animales se han calculado los siguientes índices:

– Índice de temperatura y humedad (ITH). Valtorta y Cols.(1996):

– Sensación térmica o temperatura aparente, Siple y Passel (1945):

– Índice de enfriamiento. Siple (1948).

Los toros de lidia reciben una ración suplementaria durante la fase previa o preparatoria para la lidia, que no solo debe suministrar la cantidad de proteína y energía suficiente para este fin, sino que persigue preparar a un atleta capaz de realizar un esfuerzo muscular de alta intensidad durante los veinte minutos que permanecerá en el ruedo.

La estabilidad de las condiciones fisiológicas en el interior del rumen no depende solamente de que la alimentación este bien equilibrada, si no que dependerá también de aquellos factores que pueden modificar el patrón de ingestión del alimento.

La lluvia y el barro pueden disminuir temporalmente el consumo de alimento entre el 5% y el 30% en función de la intensidad de la lluvia y la profundidad del barro (NRC, 1981).

En este trabajo se observó cómo, incluso dentro del rango de termoneutralidad, los ambientes húmedos y lluviosos predisponen a que el rumen de los animales permanezca durante más tiempo a pH bajos, lo cual puede ser perjudicial.

El animal en estos ambientes no solo reduce el consumo de alimento global, disminuyendo el número de ingestas al día, sino que modifica también la cantidad de alimento ingerida, incrementando la cantidad tomado en cada una de ellas.

Este comportamiento puede dar lugar a un incremento del riesgo de padecer acidosis ruminal.

 

 

 

 

 

 

Dr. Juan José García García
ITACYL. Consejería de Agricultura, Ganadería y
Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León.
gargarjj@itacyl.es

 

Grafica de los valores de pH y Tª ruminal

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *