Presencia de la PPA en Alemania fuera de la zona inicial infectada

 

El problema se agudiza en Alemania; en efecto, las autoridades veterinarias alemanas notificaron el 30 de septiembre pasado la presencia de un nuevo foco de Peste Porcina Africana (PPA) en jabalíes fuera de la zona infectada que se había delimitado inicialmente. La nueva zona se encuentra a unos 30 kilómetros al norte de los anteriores, a un kilómetro de la frontera de Polonia y dentro del estado de Brandenburgo, donde se han confirmado los otros 38 focos.

Ante este nuevo caso Alemania ampliará los límites de la zona infectada para abarcar el nuevo territorio y se extenderá la búsqueda intensiva de cadáveres para conocer el alcance de la enfermedad y prevenir su difusión. 

En los nuevos límites de la zona infectada, se aplicarán las medidas ya adoptadas en la zona primitiva, entre ellas: búsqueda intensiva de cadáveres de jabalíes; limitaciones de acceso de personas a zonas de riesgo; prohibición de labores agrícolas; análisis de muestras de todos los jabalíes hallados muertos (incluidos los muertos en accidentes de tráfico); prohibición de comercialización de carne de jabalí desde la zona infectada; inspección clínica y de las medidas de bioseguridad en todas las explotaciones porcinas en el interior de la zona infectada; prohibición de la tenencia de cerdos al aire libre; prohibición del uso de heno y paja para alimentación de los cerdos; análisis de muestras de todos los cerdos enfermos o muertos en las explotaciones y aplicación de un control más exigente en aquéllas explotaciones cuyos dueños practican además la caza.

Paralelamente nuestro Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha informado de que la mayoría de los casos corresponde a jabalíes hallados muertos en el medio, aunque  también hay algunos vivos que mostraban sintomatología compatible con la enfermedad y que fueron cazados. Hasta la fecha no se ha notificado ningún caso de PPA en explotaciones de cerdo doméstico.

En este contexto, el MAPA insiste en la importancia de aplicar en España unas adecuadas medidas de bioseguridad en las explotaciones de ganado porcino, en el transporte animal, así como en una conducta ad hoc por parte de aquellos cazadores que viajen a países afectados o de riesgo por la presencia de la enfermedad, dado que podrían contribuir, involuntariamente, a la expansión de la enfermedad al retornar a España.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *