La demografía rural o el envejecimiento poblacional progresivo

 

Exponía esta cuestión hoy altamente preocupante, el catedrático de la E.T.S.I.A.A.B. de la Universidad Politécnica de Madrid, el Dr. Jaime Lamo de Espinosa, en su magistral lección de apertura del curso académico 2020 – 2021 de todas las Universidades Españolas, cuando abordó el tema del progresivo envejeciendo de la población rural, utilizando el término “invierno demográfico”.

Dijo así: «y este vaciamiento se agravará si pensamos que la población que queda es de edad muy avanzada.  Somos  el país de la Unión Europea con la mayor esperanza de vida al nacer: 83  años. Sí. En España ya hay casi 9 millones de mayores de 65 años, una de cada cinco personas.  Y tenemos más abuelos que nietos.

Pero este envejecimiento aparece más concentrado en los pequeños municipios rurales. Aquí superan los 65 años,  uno de cada cuatro, en los de menos de 5.000 habitantes. Y casi el 15 por 100, también, alcanza los 80 años.

Estas edades pronostican una reducción demográfica próxima de alta intensidad. Mientras que en las ciudades de más de 50.000 habitantes, su número se mantiene cuasi constante.  

Y como se van los que tienen fuerza de trabajo a otros lugares de España o fuera – recordemos la emigración de los años 60-  esos municipios están sometidos de modo acentuado a lo que denomina Michel Schooyans  el «invierno demográfico»: baja o nula natalidad, alta mortalidad, emigración, crecimiento vegetativo negativo, densidad decreciente, etc.  La población española hoy solo crece por la inmigración…Nacen hoy menos españoles que a finales del XVIII o que durante la Guerra Civil. Fue profético Michel Rocard cuando en 1989 nos anunció: la mayor parte de los estados de Europa llevan camino de suicidarse por la demografía.

Estamos, pues, ante una demotanasia notable».

Recordemos aquí que el término demotanasia se refiere a un proceso por el que debido a acciones políticas o a la omisión de las mismas, se provoca la desaparición de la población de un territorio (en este caso, del “mundo rural español”).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *