El fallo del Órgano de Apelación de la Organización Mundial del Comercio

Este fallo tiene una enorme importancia para la Unión Europea. En efecto, El Órgano de Apelación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) falló hace unos días a favor de la Unión Europea (U.E. – 27) y de Airbus en lo referente a su largo conflicto con su competidora Boeing. La OMC ha concluido que los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) han aportado subsidios de apoyo a la compañía estadounidense contrarios a la normativa internacional.

Así, el mencionado órgano de la OMC ha dictaminado que Washington ha mantenido diversas ayudas y subsidios a Boeing, pese a que en el año 2012 el organismo internacional con sede en Ginebra (Suiza) ya consideró que este tipo de medidas habían distorsionado el mercado, perjudicando gravemente las ventas de Airbus en diversas campañas comerciales en todo el mundo.

Además, la OMC ha dado la razón a la Unión Europea en su acusación de que Boeing se sigue beneficiando del subsidio FSC/ETI, cuya retirada ya se había ordenado en los primeros años del contencioso, y ha desestimado todos los argumentos presentados por EE.UU. en la actual fase de apelación.

Rechazo de Boeing

Por su parte, Boeing ha asegurado en un comunicado que apoyará a Estados Unidos (EE.UU.) y al estado de Washington, para cumplir plenamente con el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en su contra. Boeing ha precisado, en un comunicado, que la OMC ha rechazado todas las acusaciones de subvenciones ilegales a la compañía con una única excepción: un impuesto sobre negocios y actividades, llamado «business and occupancy tax» o B&O, del Estado de Washington. Boeing ha asegurado también que «se comprometió desde el principio de este caso a cumplir con las decisiones de la OMC y el tema del impuesto B&O no será una excepción» (a señalar que  Los expertos comunitarios barajaban que las sanciones a los EE.UU. se elevarían a 20.000 M€, pero apenas han llegado a 3.400 M€ (4.000 M$).

Por su parte la compañía Airbus considera que ha ganado «una importante batalla» en su contencioso con Boeing. Airbus inició el contencioso en el año 2005, argumentando que ciertos incentivos fiscales de Washington a la empresa estadounidense y la aplicación de otras medidas, tales como el acceso a instalaciones, equipamiento y personal estatal, incumplían plenamente las normativas internacionales de comercio.

Las estimaciones del daño sufrido por Airbus por ese dispositivo de subvenciones a Boeing se sitúan entre 15.000 y 20.000 millones de dólares.

Ahora, una vez conocida la sentencia Airbus ha avisado de que si su rival y Estados Unidos desoyen sus obligaciones, la Unión Europea (UE) podrá aplicar sanciones de «miles de millones» de dólares. No obstante, hay que recordar que en octubre pasado, EEUU ganó un contencioso similar por las ayudas que la Unión Europea concedía al fabricante de aviones Airbus. En aquel momento, la OMC dictaminó que los Estados Unidos podían poner aranceles por un importe de 7.500 M€ (ello significa que la balanza de medidas de retorsión permitidas a cada bloque daría un resultado a favor de EEUU de 4.100 M€.).

Luego y de momento, ha sido una victoria mucho menos contundente de lo que esperaba la Unión Europea. A pesar de ello, algunas de nuestras organizaciones agrarias, como, por ejemplo, AVA-ASAJA ya han pedido al Gobierno español y a las autoridades de la U.E. que aprovechen esta decisión favorable de la OMC para negociar con los EE.UU. la retirada de las mencionadas barreras comerciales a los productos agrarios y que lo hagan rápido, antes de que se celebren las elecciones presidenciales en EE.UU. que están previstas para el próximo día 3 de noviembre.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *