Decomiso de 24 vacas de una granja de Huesca

De nuevo un posible caso de maltrato animal.

En efecto, el Seprona de la Guardia Civil de Jaca detectó a finales del mes de enero una granja de vacas en la comarca del Alto Gállego (Huesca). En ella realizaron un control sobre el estado de los animales y las condiciones de la instalación pudiendo comprobar que no se llevaba a cabo un cuidado y una correcta alimentación de los mismos.

Por esta razón se procedió a investigar al propietario de la granja como supuesto autor de un delito de abandono y maltrato animal, poniéndose los hechos en conocimiento del Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y de los veterinarios de la OCA (Oficina Comarcal Agraria), los cuales tras realizar una inspección de la explotación ganadera levantaron acta acordando el decomiso de los animales.

En realidad la práctica totalidad de los animales mostraban evidentes síntomas de no estar siendo atendidos adecuadamente por lo que se procedió a la imputación del ganadero responsable y debido a las pésimas condiciones en las que se encontraban se procedió al decomiso y sacrificio de las 24 reses que se ubicaban en la explotación. Las diligencias instruidas han sido remitidas al Juzgado de Instrucción Decano de Jaca.

Desgraciadamente, el maltrato animal en granjas, aunque no es en absoluto un caso frecuente ni mucho menos, sí que se produce de una forma recurrente (recuérdese, por ejemplo, el caso del vecino de Chantada que había dejado morir 39 de inanición). Evidentemente, casos de esta naturaleza ayudan a fomentar la injustificada “leyenda negra” que rodea a las explotaciones ganaderas y da alas a los animalistas en su cruzada contra las granjas.

Por ello es preciso que las multas, las penas de carne y los periodos de inhabilitación para el comercio y tenencia de animales que se apliquen en estos casos sean lo suficientemente elevadas, para que realmente tengan un efecto disuasorio.

En este contexto no nos debemos olvidar de que España es uno de los Estado de la Unión Europea dónde más casos de abandono y maltrato animal se registran.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *