La opinión de don César Lumbreras: el campo sitiado

Don César Lumbreras ha publicado un artículo referido al futuro que, en su opinión, le espera a “lo agrario” en la Unión Europea y especialmente en España.

Sus reflexiones coinciden plenamente con lo que ha expuesto en más de una ocasión el profesor Buxadé en sus clases, en sus conferencias y también en algún boletín anterior. Parece como si prácticamente sólo ellos dos se permitieran exponer regularmente, con total realismo y crudeza, la compleja situación que enmarca el presente y el futuro del Campo. Cabe pensar que ambos se lo pueden permitir por el reconocido prestigio profesional nacional e internacional que atesoran.

Dice así don César: «El campo europeo y el español en general están sitiados y rodeados de problemas. Por eso no es de extrañar que en los últimos meses se hayan registrado manifestaciones de protesta en países vecinos y que ahora vayan a comenzar en España, donde se generalizarán en los próximos días.

Por un lado, están la globalización y los acuerdos comerciales que firma o negocia la UE con terceros países. Ahora mismo hay conversaciones con Australia y Nueva Zelanda. Este último país quiere un mejor acceso al mercado comunitario para sus vinos, sus lácteos y su carne de ovino, sobre todo. El comercio está muy bien, porque la UE también es exportadora de productos agroalimentarios, pero siempre que todos tengan las mismas reglas del juego.

Y eso no sucede ahora mismo, porque los agricultores y ganaderos comunitarios sufren más exigencias de todo tipo que los de otros países terceros, lo que hace que sean menos competitivos. Estamos rodeados por los problemas comerciales.

En segundo lugar, el dinero de la PAC se ha convertido en una teta que todos quieren ordeñar. Los Estados miembros no aportarán más dinero a las arcas comunitarias, pero, al mismo tiempo, pretenden hacer más políticas con menos “pasta”, y eso es la cuadratura del círculo. La consecuencia será que, para hacer más, se va a ordeñar el dinero de la PAC, por lo que quedará menos para esta última. El último ejemplo es de esta misma semana, cuando la presidenta de la Comisión Europea ha presentado el llamado Mecanismo para la Transición Justa, dotado con 7.500 millones de euros. ¿De dónde va a salir todo ese dinero o por lo menos una parte? Adivínenlo, pues de la PAC. Cercados también por los problemas presupuestarios.

En tercer lugar, lo verde está ya por encima de lo agrario. Ha sucedido en la UE con el Pacto Verde europeo, al que se supeditarán todas las políticas en dinero y en dependencia. El comisario de Agricultura ha quedado bajo el mando del vicepresidente Timmermans. Y algo similar está pasando en España, donde esta semana hemos asistido a un recital de contradicciones del ministro Planas. Primero dijo que las competencias sobre desarrollo rural se quedaban en Agricultura y, pocas horas después, se contradijo y señaló que algunas no.

La realidad es que, tal y como hemos venido advirtiendo en AgroPopular, el Ministerio de Agricultura se convertirá en una sucursal de Transición Ecológica, que se va a llevar de forma directa parte de las competencias de la política de desarrollo rural. Además de eso, la vicepresidenta Teresa Ribera y su fiel escudero Hugo Morán son los que partirán el bacalao, mientras Luis Planas obedecerá y, por supuesto, no dará una sola batalla. Mandan lo verde y Ribera y obedece lo agrario con Planas desaparecido. Y todo eso sin hablar de precios y rentabilidad, que también han desaparecido en muchos sectores. Lo dicho, estamos rodeados».

Más claro, prácticamente imposible.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *