Holanda y la eliminación de explotaciones porcinas

Como ya se ha comentado en más de una ocasión, el Ministerio de Agricultura los Países Bajos puso en marcha en noviembre del año pasado (2019) un programa de ayuda para la rehabilitación del sector porcino. Este programa tiene una dotación inicial de 180 millones de euros.

El mencionado programa se circunscribe a aquellas explotaciones que, por las razones que sea, están generando problemas de olor a las edificaciones vecinas. El mencionado programa se fundamenta en pagar a los porcicultores para que cierren aquellas explotaciones que más olores generan y más cerca se encuentran de zonas habitadas.

El plazo de solicitud para acogerse a los beneficios de este programa se cerró el pasado 15 de enero y el resultado ha sido que el número de solicitudes ha rebasado todas las expectativas. Al final, algo más de quinientos porcicultores (exactamente 503) están dispuestos a eliminar sus explotaciones (evidentemente los 180 millones va a ser totalmente insuficientes si se consideran todas las solicitudes).

El Ministerio holandés aún no ha expuesto que decisiones va a tomar ante el alud de solicitudes. Tal vez se prioricen las que más cerca están de las viviendas (a 1 Km o menos) y más olores generan (el nivel de los olores generados sería establecido por una entidad externa).

Está previsto que la ayuda que reciba el porcicultor, tenga dos partes. Por una parte esta previsto compensará financieramente a los porcicultores por los derechos medioambientales que hay que tener en Holanda para poder tener una explotación porcina activa; por otra parte, se compensaría la pérdida real de valor de sus instalaciones ganaderas.

La compensación por los derechos se ha calculado en función del valor de mercado en cada zona. Así, los porcicultores ubicados en el Este del país recibirán 52 €/derecho y los que tiene su explotación en el Sur recibirán 151 €/derecho. Estos importes han sido calculados por la Universidad de Wageningen.

Paralelamente, la compensación por la pérdida de valor de las instalaciones se ha determinado en función del valor de las instalaciones de nueva construcción corregido el mismo por un factor de envejecimiento. Se ha determinado el valor inicial de 470 €/m2. El porcentaje de la compensación se ha establecido en un 65 por 100 del valor final resultante.

En un plazo máximo de 3 meses se hará público las explotaciones que han sido aceptadas por el programa. Los porcicultores implicados dispondrán de 8 meses para vender la totalidad de sus animales y retirar el estiércol. En un plazo máximo de 14 meses, la explotación tendrá que haber sido derruida.

Ahora sólo queda esperar que el Ministerio d Agricultura holandés mueva ficha.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *